Zamora y Mineros: El espectáculo está garantizado

Luisa TablanteDeportes, Fútbol, Futve, Opinión Deportes

En la cabina

Carlos Domingues
Twitter: @CDominguesP

Zamora y Mineros eran, quizá, los contendientes menos esperados para definir el campeón del Apertura de acuerdo al favoritismo de las semifinales. Carabobo marcaba la pauta por llevar un camino impecable durante todo el semestre y Caracas bordaba el fútbol eliminando con una autoridad impresionante a Lara. Pero todo cambió.

Añejo negriazul

Mineros ganó un partido imposible en la infranqueable Valencia. Raro. Carabobo hizo todo lo que tenía que hacer para ganar pero Wilson Gutiérrez creyó que todo estaba liquidado con el 2-1 a favor y sacó a Marlon y Cova, los motores de su equipo. Error clamoroso. Mineros, que llegó tres veces, hizo tres goles para dar vuelta al partido, aprovechando la temprana ausencia de los dos jugones tachirenses del grana. Santilli se cubrió de gloria y Mineros sacó, otra vez, a Carabobo de una liguilla. Tolisano llegó así a su tercera final en ocho meses.

Ahí está la diferencia: la jerarquía. Tolisano es un técnico joven pero que sabe exprimir al máximo las características de su equipo. Mineros destila experiencia y eso fue lo que relució en la serie ante Carabobo. Mientras el granate lo hacía todo para clasificar, los de Guayana también lo hacían pero a su manera. Richard Blanco explotó su talento en dos goles y Taca Machado apareció en el momento justo para marcar de cabeza.

En esta final, Mineros presenta esa faceta como su principal carta opcional. Ganó ya la Copa Venezuela al mismo rival en 2017 (pocas caras cambiaron en ambos equipos desde entonces) y perdió apenas por penales ante Lara la definición del Clausura pasado. No tendrá a Machado ni Pol en la ida, pero recuperará a Francisco Flores en la mitad de la cancha, lo que seguramente liberará de tantas responsabilidades al juvenil Medina en la primera línea de volantes, lo que podría permitirle no quedar tan expuesto como en el Misael Delgado.

La única duda es si Matos está listo para asumir el reto de sustituir a Machado. Está trabajando a la par del equipo pero los temores por su lesión han sido el handicap para que no haya regresado antes al once. En Puerto Ordaz será necesario sacar una ventaja suficiente para ir con cierta comodidad a Barinas, donde Zamora se ha hecho fortísimo, otra vez. Saben explotar la subida de los laterales rivales, una de las principales armas de ataque de Mineros cuando lanza a Granados.

Ligero favoritismo blanquinegro

Zamora superó plenamente a Caracas en 180 minutos. Lo descifró de punta a punta. Destartaló la conexión ofensiva y la marca escalonada de Aristeguieta aisló al monstruoso atacante. La velocidad y movilidad de su ataque descompuso el calibre de la retaguardia roja y a dos de los mejores jugadores defensivos del Apertura, Christian Flores y Facundo Moreira, los obligó a mostrar su peor cara en la serie.

Ganó los cuatro partidos de la Liguilla con una superioridad notable. Su funcionamiento llegó al mejor punto en la instancia más decisiva. La explosividad de sus laterales es el comienzo de la ametralladora ofensiva que ofrecen. Jorge Ignacio González lo controla todo desde el fondo. Es un equipo que no necesita transitar en demasía por su zona de recuperación, donde Soto y Oscar Hernández están para romper.

La vitalidad la tiene Gustavo Rojas, el hombre libre que genera para que los extremos, Antonio Romero y Danny Pérez se destapen como los jugadores más desequilibrantes del campeonato. En punta, se espera por la recuperación de Anthony Uribe, aunque Ángel Osorio ha respondido ante la ausencia del “Matatán”. Parece no tener puntos débiles, el equipo de Alí Cañas. Quizá lo lento del centro de la defensa pueda verse en aprietos con el despliegue de Richard Blanco y Charlis Ortiz.

Cierto es que ambos equipos han regalado finales antológicas, como aquella de la temporada 2013 – 2014 en la que se vieron las caras Noel Sanvicente y Richard Páez al frente de ambos equipos o la de la Copa Venezuela 2017, con aquel inolvidable 4-3 de Mineros en Puerto Ordaz.

Llegaron los dos que tratarán de enmendar un campeonato que fue bastante mediocre. Con su fútbol ofensivo, Mineros y Zamora nos devolverán la alegría por nuestro tan querido y maltratado fútbol.