6 mitos más comunes de los alimentos que debes saber

Kemberlyn Variedades

Por: Kemberlyn Reyes

La alimentación es una de las cosas más importantes y delicadas en la vida que debemos cuidar constantemente, porque nos aporta las vitaminas, nutrientes, proteínas y energía que necesita nuestro organismo día a día para sobrevivir y desarrollarnos. Por eso debemos tener cuidado e informarnos muy bien antes de decidir llevar una vida “fitness”, o apostar por dietas o costumbres que no son las adecuadas.

Y es que con tanta información bombardeándonos siempre, en el celular, la televisión o el internet, seguramente hemos caído en estos “mitos alimenticios” que aseguran llevarnos por el buen camino a lo saludable y hasta supuestamente ayudarnos a rebajar esos kilos de más, que es el objetivo de la mayoría.

Pero ese es uno de los peores errores, por eso es importante investigar en fuentes confiables, personas capacitadas e identificar que no estés estancado en uno de estos, que mas allá de hacerte engordar, nos afecta nuestro organismo, nos debilita y nos deja con mala salud tanto física como mental.

Para identificar algunos de estos mitos de la alimentación, aquí te presentamos los 6 más comunes.

1. Las cosas light adelgazan:

Lo primero que buscamos al tratar de llevar una vida saludable son alimentos con menos azúcar y calorías, sobre todo los que dicen ser “Light” en el empaque, que al perecer reducen nuestra culpa, ya sea un jugo, un refresco, un dulce, etc, pero esto no es del todo cierto. Los alimentos bajos en grasa siguen teniendo calorías, solo que no tantas como los normales, por ende, lo que se debe cuidar es la porción del alimento que se consume.

Expertos aseguran que muchos de esos productos que son light, pueden interferir en un plan de pérdida de grasa y sabotear nuestro objetivo. Recuerda que no se trata de buscar algo con menos contenido calórico, sino de cuidar las porciones que te sirves.

2. ¡El pan engorda!

Entre la desesperación por rebajar y la ignorancia que a veces nos rodea, seguramente alguna vez hemos escuchado que el pan engorda, pero esto totalmente falso. El pan no tiene un elevado valor calórico, por el contrario, es bajo en grasa y contiene nutrientes importantes que ayudan a mantener una alimentación balanceada, siempre y cuando se cuide la porción semanal de consumirlo, así como su acompañante, es decir, los topping o aderezos que se les coloque.

Incluso este alimento nos sirve como merienda, cena o desayuno, y vienen en muchas presentaciones para todos los gustos.

3. Los huevos son dañinos para el corazón:

Los huevos son un alimento que siempre nos acompañan en cualquier comida, pero el mito es que contienen abundante colesterol que a largo plazo pueden ocasionarnos problemas cardiovasculares.

Pero la realidad es que los huevos si contienen 211 mg de colesterol, pero también son ricos de otros nutrientes que necesita nuestro organismo y que el cuerpo puede procesar rápidamente. Lo mejor de todo es que los huevos tienen diversas formas de cocinarlos, no necesariamente fritos, y no aumentan el riesgo de causarnos enfermedades del corazón. Incluso su consumo diario no perjudica los niveles de colesterol, y sin duda son un acompañante muy saludable en su dieta.

4. ¿Dejar de cenar adelgaza?

No sabemos quién inventó esto o dónde se empezó a regar el rumor, pero cualquier especialista te puede asegurar que no es nada saludable ni beneficioso saltarse una comida para alcanzar un “peso ideal”. Específicamente la cena, que parece haberse convertido en nuestro peor enemigo.

Pero realmente no es así y este sí es el peor de los mitos. Las calorías que consumen en el día son las mismas que la noche, no interfiere la hora ni el momento, lo importante como dijimos anteriormente, es la cantidad que consumas durante todo el día.

Hasta ahora no hay ninguna prueba que confirme que puedes perder peso saltándote alguna comida, por el contrario, esto puede causarte ansiedad y horas más tarde querrás arrasar con todo lo que consigas en la nevera.

Así que olvida eso de que si comes a las 8 PM esas calorías se te clavaran en su cintura. Si tu plan es perdida de grasa, primero acude a un nutricionista para armar un plan alimenticio balanceado, así evaluar los alimentos que te convienen ingerir o no. Estos saltos de comidas importantes también pueden causar en ti un efecto rebote a largo plazo.

Lo recomendable en el caso de la cena, es buscar comidas ligeras y porciones pequeñas, para esto no interfiera en tu hora de descanso, ya que una comida pesada no te ayudará a conciliar el sueño y puede causar estragos y malestares en tu estómago.

5. La azúcar morena es mejor que la blanca

Otro mito frecuente es que la azúcar morena es más “saludable” que la blanca, y esto es totalmente falso. Ambas contienen casi la misma composición, el valor nutricional y hasta las calorías son muy cercanas, solo que la azúcar morena esta recubierta con melaza. Pero no creas que utilizando azúcar morena para todo te ayudará a rebajar, debemos mantener el control y evitar el consumo diario, especialmente de los postres y dulces con frecuencia. Todo es cuestión de equilibrio y alejarnos de los excesos.