El mundialista Enmis Rodríguez entendió que su posición “es de paciencia, de saber esperar”

Juan Sifontes Sousa

En 2013 Venezuela clasificó al Mundial sub-17 de Emiratos Árabes Unidos y lo hizo como la selección subcampeona de la Conmebol. Después, aquella generación de jugadores nacidos entre 1996 y 1997 fue recibiendo oportunidades en el fútbol profesional de manera dispar. Para algunos los chances llegaron relativamente rápido, mientras que otros como Enmis Rodríguez, el protagonista de esta historia, tuvieron que armarse de paciencia. Más de seis años pasaron para que el cancerbero pudiese vivir la experiencia de tapar en la Primera División. El ansiado momento tardó en llegar… pero llegó, y de la mejor forma: con un par de Ver más