Saúl Maldonado quiere embestir con Tauro

Miguel SantanaDeportes, Fútbol, Futve

Redacción: Miguel Andrés Santana (@santanadeportes)

El toro estaba por los suelos, rozando su piel a la incomodidad del inaguantable calor. Lucía desdibujado, como si la tristeza se apoderó de un corazón históricamente indomable. En su entorno, con la preocupación que aquello generaba, entendían que el antídoto se encontraba a un aeropuerto de distancia, y entonces, sobre El Canal se vio volando al más venezolano de todos los uruguayos.

Si alguien sabe de fútbol, es Saúl. Lo demuestra a diario con su verbo irrefutable, cuando de táctica habla, y plasma sobre la pizarra ideas que dan fe sobre décadas de entendimiento continuo. Había, con La Tele Tuya, comentado el Mundial Rusia 2018, engalanando cada transmisión con sus comentarios tan precisos como certeros.

En Venezuela, había sacado del atolladero a equipos que peleaban en zona baja. No olvida aquella gesta histórica al mando del Estrella Roja, así como pasos determinantes por elencos que plenamente comprendieron su mensaje, pero faltaba la experiencia fuera de los tres colores y las ocho estrellas. Entonces, como buen amante de la playa, y con ánimos de escuchar buena salsa, dio el salto a Panamá.

“Llegamos al equipo junto a Rafael Mea Vitali en septiembre, cuando se había disputado la jornada ocho. En ese momento, estaba en la última posición, pero habíamos estudiado todo y sabíamos que podíamos cambiar por completo esta situación. Tauro es una institución que ha estado acostumbrada a pelear por cosas importantes, así que decidimos comenzar a trabajar de una vez en cambiar”, dijo.   

Desde el día uno y a pesar de la actualidad de entonces, el fin siempre fue uno solo: quedar campeones. Por eso, trabajaron principalmente en el aspecto psicológico de los jugadores, para de esta manera fortalecer un punto fundamental para avanzar. El equipo anotaba una cantidad importante de goles, pero también recibía anotaciones fuera de lo común, situación en la cual el técnico hizo absoluto énfasis.

Maldonado hizo historia en Panamá

“En los siguientes 15 partidos, tuvimos nueve confrontaciones con el arco en cero, y fuimos de menos a más con el correr de los compromisos. Me llenó de mucho orgullo lo conseguido, aunque nuestra principal aspiración es volver a alcanzar el título en este próximo semestre”, agregó el entrenador nacido en el sur de América, pero con una impecable carrera en el balompié profesional de Venezuela.

Haber sido monarca del fútbol canaleño y que su hijo, Javier Maldonado, fuese campeón absoluto en suelo vinotinto apenas días después, fue un hecho sin precedentes en la historia de la familia Maldonado, también compuesta por su hermano y reconocido estratega, Carlos Fabián, y su sobrino, Giancarlo. Fue un año que consigo trajo grandes bendiciones, cerrándolo con broche de oro en Uruguay.

“Pudimos compartir todos juntos en Navidad y Fin de Año, disfrutando del preciado tesoro que significa la familia. Estoy ahora ilusionado, esperando que este 2019 traiga cosas tan buenas como las que logramos el año pasado”, aseveró.

Saúl, señor entrenador, es un hombre de retos, y ahora irá nuevamente en búsqueda de algo importante, entendiendo que el transcurrir de cada día trae consigo una oportunidad de reinventarse, como buen estudioso del deporte colectivo. El toro está de pie, listo para, esta vez, iniciar una larga carrera para embestir en cada juego.