Yulimar Rojas cada vez más cerca del récord mundial

Vanessa Fereira

Desde que decidió unir su vida al deporte, Yulimar Rojas se ha superado a sí misma. El 2021 representa un gran reto para su carrera, pues persigue la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Tokio,  espera establecer nuevo récord mundial y darle como toque especial superar la barrera de los 16 metros.

La cuatro veces campeona mundial se acercó al deporte gracias al equipo de voleibol femenino, que logró su clasificación para los JJ.OO de Beijing en 2008. En el 2013 participó en los Juegos Nacionales de la Juventud y desde entonces su nombre no ha parado de sonar.

Su progresión ha sido constante. En el 2014, en un campeonato nacional en Barquisimeto conquistó su mejor marca del año con 13.65 metros. Al año siguiente, en los Juegos Panamericanos de Toronto registró 14.37m, que le valió para inscribir su nombre en los Juegos Olímpicos de Río.

El 2016, fue un año de ensueño para la anzoatiguense. Logró su primera corona mundial en el Campeonato Bajo Techo de Portland (14.41m). Tres meses después, estableció su mejor marca personal y pasó la barrera de los 15m, con los 15,02m en el Meeting de Andújar. Al mes siguiente, se convirtió en la primera mujer venezolana en colgarse una medalla olímpica en el atletismo, la primera en lograr el subcampeonato en unos Juegos y ser la atleta más joven en subir al podio en salto triple desde la primera edición en la que se realizó la prueba femenina, en Atlanta 96.

La ciudad de Andújar se ha convertido en su amuleto. En el 2017, registró 14.96 metros como la mejor marca del año. Dos años después, hizo 15.41 metros, que le valió la clasificación a Tokio 2020 y este año, conquistó la segunda mejor marca histórica del salto triple con 15,43 metros, que la dejó a siete centímetros del récord mundial que ostenta la ucraniana Inessa Kravets con 15,50 metros, desde 1995.

En la tabla de las mejores marcas del salto triple femenino, Rojas figura en el segundo peldaño (15,43 m), tercero (15,41m) y quinto (15,37m, en el Mundial de Catar).

Ostenta el récord mundial bajo techo con 15,43 metros, conquistado en Madrid en 2020 y que le sirvió para entrar al libro del Récord Guiness.

Volverá a la acción el 28 de este mes en Doha, correspondiente a la Liga Diamante