Un firme clasificado pero con muchas obligaciones por cumplir

Deportes TLT

Deportivo Táchira logra su primer objetivo que es clasificarse a la liguilla a pesar de que aún faltan tres fechas para el cierre de la ronda regular y, además, se encuentra a punto de obtener una participación internacional viendo de re ojo la tabla acumulada. Ahora afina detalles para el episodio dos del semestre, donde de verdad hay que amarrarse los guayos y despejar tantas dudas sobre cómo se empleará el atigrado en el mata-mata, dicho de otra manera, la llave de ida y vuelta luego del temprano traspié en Copa Venezuela. Por el momento, el equipo está a poco tiempo de medirse en un partido decisivo y definitorio que le permitirá seguir acercándose a la meta principal.

No solo por lo numérico sino por su forma de jugar, Deportivo Táchira es un claro favorito para ganar el torneo plasmando su sello de calidad ante rivales sumamente difíciles, con nóminas exquisitas y cabalgando en solitario como único líder del campeonato durante varias jornadas en la primera etapa del clausura 2019.

Juan Domingo Tolisano lidera la ilusión aurinegra

Sin duda el público del aurinegro se aferra a verlo nuevamente en una final pero  sabe que es temprano para ello. Es sencillo explicar el por qué no se ha dramatizado en la plaza lo que fue la tempranera eliminación de la Copa Venezuela sin dejar ningún trauma, ya que el plato fuerte es trascender en el torneo doméstico aprovechando a su vez la buena ubicación en la tabla acumulada, lo cual lo acerca a una ilusión de conseguir un boleto a Copa Libertadores o Copa Sudamericana. Ilusión construida desde lo futbolístico pero sin caer en el triunfalismo, valiendo la pena recordar que la humildad en estos momentos es la clave para no nublarse por estar tanto tiempo en el rascacielo del torneo y poniendo en claro como en algún momento lo expresara el histórico periodista Dante Panzeri “el fútbol es la dinámica de lo impensado”, entendiendo que el favoritismo pasa a un segundo plano cuando once contra once se miden en una llave decisiva.

La eliminación del Deportivo Táchira de la Copa Venezuela el pasado fin de semana ocurre de la misma forma que hace un año, es decir, en la misma instancia y ante el mismo rival (Zamora FC). Es por esto que el fútbol siempre da para el análisis y para que cada persona pueda obtener una opinión con base a lo sucedido. Actualmente para este servidor los balances del semestre son generalizados y es importante destacar que los dirigidos por el profesor Tolisano han recibido 12 goles en 15 partidos, siendo uno de los arcos menos batidos hasta los momentos, y dejando un balance en ataque de 27 tantos a favor convirtiéndose en el equipo más ofensivo de la liga. Esta situación deja una fotografía clara de que el Deportivo Táchira es un equipo que puede recibir algún gol pero tiene la suficiente capacidad para buscar el arco contrario con efectividad y capacidad de reacción, y es allí donde se afinca la deficiencia y  diferencia de lo hecho en la mayoría del torneo a lo que fueron los últimos dos compromisos por liga.

Cubriendo la fuente del aurinegro a comienzos de campaña, el estratega Tolisano declaró que lo planteado con su cuerpo técnico es conseguir un número  cerca a los 40 puntos y aún se encuentran en esa posibilidad, para lograrlo deben cerrar las últimas fechas por encima de un 80% de rendimiento. Lo que deja en claro que el remate debe ser exigente para dejar una línea ascendente de rendimiento sin permitir relajación alguna.

El duelo contra Metropolitanos será decisivo

El Andino este fin de semana disputará en Pueblo Nuevo el partido esperado por muchos debido a que se enfrentará a Metropolitanos Fútbol Club, que sin temor a equivocarme junto al aurinegro son de las escuadras más regulares del país, juegan con la idea de siempre tener un poco más y no se conforman con lo que tienen, por el contrario, siempre van a más. Sencillamente  dos clubes voraces e insistentes.

Sin caer en exageraciones son dos nóminas que cada vez juegan mejor y que a estas alturas claramente tienen ciertos movimientos tácticos y técnicos que dan certeza y seguridad de lo que quieren. Dos combinados con trabajo para algo serio, convencidos y con fortuna. No hay campeón en ninguna liga del mundo que no cuenta con la fortuna de la suerte, pero que debe ser acompañada por la unión de grupo, el trabajo, La disciplina y sobre todo la HUMILDAD.

Por: Manolo Dávila Salas (@LaTeleTuya)