Sus 2, 21 metros de altura lo llevaron a convertirse en Chewbacca

Beatríz Pellegrín

Peter Mayhew, pasó de ser un celador de un hospital en Londres, a estar en la saga más popular de todos los tiempos: Star Wars.

Con una altura de 2 metros y 21 centímetros, no llegó directamente a Hollywood para interpretar a Chewbacca. Fue descubierto por un periodista que requería un hombre de pie muy grandes para interpretar Minoton el minutaurio en “Sinbad and the Eye of the Tiger” (1977).

Su impresionante tamaño fue el gancho para interpretar al Wookiee Chewbacca, convirtiéndose en el peludo y leal copiloto de Harrinson Ford, quien interpretaba a Han Solo. Permaneció con encarnando al peludo personaje durante cinco películas de “Star Wars”.


Pese a retirarse del personaje en 2015, por lo problemas de movilidad que le impedía estar de pie, siempre se quedó en la franquicia como consejero del próximo Chewbacca, asumido por Joonas Suotamo, un jugador de baloncesto finlandés.

Se convirtió en el maestro del nuevo Chewbacca.

Y aunque Mayhew, nunca mostró su rostro en las películas de “Star Wars”, por el traje que cubría su cuerpo, pero esto no impidió se convirtiera en uno de los personajes emblemáticos del mundo ficticio creado por George Lucas.

Sus problemas de movilidad no impidieron siguiera cerca de Star Wars.

Su muerte este martes 2 de mayo, en su casa en el norte de Texas, fue anunciada vía Twitter por su familia, sin dar mayores detalles.

Peter y Harrinson se unieron en 2015 para “El renacer de la fuerza”

“Star Wars: Una Nueva Esperanza” de 1977, “El imperio contraataca”, “El regreso del Jedi”, “La venganza de los Sith” y “El despertar de la Fuerza” 2015, fueron los episodios en los que Peter se vistió de wookiee, en el último se reencontró con Harrinson Ford tras 32 años.

El sonido de Chewbacca, fue creado con sonidos de oso y categorizados por el primer ingeniero de sonido de Star Wars, para identificar los sentimientos del peludo Chewie.

 

Con información de Agencias

Foto: Archivo