Salvador Garmendia realismo vivo

Informativo TLT

Un escritor venezolano que avanzó en sus escritos de una forma muy particular al pasar del costumbrismo a lo atrevido. Nació en Barquisimeto en 1928, allí dio sus primeros pasos en la escritura, pero a ser una familia humilde tuvo que hacerlo desde casa.

Ligado al mundo radiofónico, Salvador, fue creciendo en su forma de expresar lo que escribía. Pero fue su llegada a Caracas (1948), la que lo llevó a ser parte de los movimientos literarios de la época empezando por Sardio,  el cual se quebrantó por razones políticas y los llamados revolucionarios terminan formando El Techo de la Ballena, entre ellos estuvo Garmendia.

Su obra
La primera obra que publicó fue “El parque” (1946), mientras que con “Los pequeños seres”, ganó el premio Municipal de Prosa.

Su capacidad para la escritura cinematográfica la dejó ver en “Los Habitantes”; “Día de ceniza”; “La mala vida”. Estando en Barcelona, España, Garmendia, creó “Memorias de Altagracia” con la cual demuestra el alcance de sus vivencias.

Junto a José Ignacio Cabrujas, adaptaron “Pobre Negro” para crear la telenovela cultural, para luego hacer lo propio con “La piel de Zapa”, de Honoré Balzac, además escribió el libreto de la telenovela “La hija de Juana Crespo” y adaptó al cine “Fiebre”, de Miguel Otero Silva y fue el guionista de “La Gata Borracha”.

El vanguardista y trasgresor escritor, guionista y locutor, hasta su fallecimiento formó parte del movimiento literario nacional. Padeció de cáncer de garganta y fue diagnosticado diabético en 1997. Falleció el 13 de mayo de 2001 a causa de una afección pulmonar.