Ronald Koeman, el DT indicado para el F.C. Barcelona

Deportes TLT

Redacción: Fabrizio Cuzzola (@FabriCuzzo22)

Ronald Koeman fue anunciado hoy como nuevo entrenador del Fútbol Club Barcelona. En una conferencia de prensa concedida junto a los dirigentes del cuadro blaugrana, el holandés de 57 años respondió varias de las interrogantes de la prensa española, afirmando que vio pasar un último tren para dirigir en Can Barca y no quiso dejarlo ir.

Algo tendrán que meterse los fanáticos del club en la cabeza: No es un DT que venga a ganar títulos. Aún así, su amor por el Barcelona es tan grande que deja a una de las más prometedoras generaciones de la selección de fútbol de Holanda para liderar una arriesgada reconstrucción que deje en bandeja de plata a la generación de relevo, para que el Barca vuelva a ser un club de élite en el fútbol europeo.

Ronald Koeman no quiso declarar sobre altas y bajas en su primera conferencia de prensa. Sin embargo se sabe que vienen aires de cambio en un plantel que, con promedio de 29 años de edad, fue de los más veteranos en la pasada edición de la UEFA Champions League. Su carácter y ficha de ex jugador que comprende los procesos por los que tiene que pasar un club como el Barcelona son un aliado para realizar una limpieza de plantel que no se hubiese podido permitir un entrenador de menor envergadura como Valverde o Setién.

“No es una revolución de plantilla, hay que buscar lo mejor para el club y si eso implica cambios, haremos cambios. Pero lo haremos hablando con los jugadores. Tenemos claro que lo que vimos ante el Bayern no es el Barça que veremos, queremos una imagen muy distinta” – Ronald Koeman

El Tiermaker

En principio se manejan seis bajas de peso en Can Barca: Luis Suárez, Sergio Busquets, Iván Rakitic, Arturo Vidal y Samuel Umtiti parecen ser piezas cuya estadía como jugadores blaugranas ha llegado a su final: la necesidad de un recambio generacional y de liberarse del pago de sus elevados salarios surge como una necesidad tanto en las oficinas como en el terreno de juego.

Marc André Ter Stegen, Clement Lenglet y Frenkie de Jong son el presente y futuro del Fútbol Club Barcelona: sus salidas serán evitadas, comprendiendo que hoy en día son jugadores de grandísimo nivel y su futuro es lo que mejor avizora el club. En el caso de Frenkie, probablemente sea utilizado más en un rol de volante central, acompañado de otro jugador que lo ayude en el corte y distribución de juego; como lo son Donny Van de Beek o Martin de Roon en la Holanda del mismo Koeman.

Sobre Lionel Messi, Koeman afirmó en rueda de prensa que no sabe si realmente tiene que convencer al argentino para quedarse o no, recordando que tiene contrato en vigor con la entidad blaugrana y podría quedarse en caso de ver un proyecto importante.

Varios jugadores tendrán una nueva oportunidad con Ronald Koeman: Sergi Roberto (en su rol original de volante), Philippe Coutinho y Antoine Griezmann (con mayor libertad de movimientos y no como extremo puro) no han dejado las mejores de las sensaciones en sus temporadas como jugadores blaugranas, pero sin duda Koeman buscará explotar la mejor versión de sí para que en el futuro sean útiles para las expectativas del club.

“Es momento de dar posibilidades a los jóvenes, los holandeses no tenemos ni una duda de poner a los jóvenes cuando lo merecen.” – Ronald Koeman

Ansu Fati ya es una realidad y -probablemente- Riqui Puig también lo sea. Respondiendo en momentos puntuales de la temporada donde el club necesitó de la cantera para poder sacar la cara, son dos jugadores que perfilan a tener regularidad de cara al año que viene. Recordemos que en estas posiciones, Barcelona contará también con Moussa Wagué y Jean-Clair Todibo, que se encontraban cedidos en el fútbol francés y su continuidad en Can Barca es una incógnita.

Gerard Piqué, Jordi Alba y Miralem Pjanic también podrían integrar el once inicial del Barcelona. Por un asunto de edad y sueldo seguramente la directiva blaugrana estará tanteando jugadores con los que éstos puedan ser sustituidos en un rango de dos a tres años, pero hoy por hoy integrarán casi sin duda el once de Ronald Koeman, a menos que llegue una gran oferta que haga pensar a la cúpula directiva.

Aunque Nelson Semedo haya sido declarado intransferible, seguramente el puesto del lateral derecho sea una necesidad a cubrir pensando en la temporada 2020-21. Él y Junior Firpo son jugadores de los que se podría prescindir en la búsqueda de un lateral derecho de nivel.

Rafinha, Neto, Peña y Braithwaite son piezas que ayudarán a profundizar la plantilla. Recambios listos para responder cuándo se requieran variantes en el arco y ataque.

Cambio de idea

“Soy holandés, nos gusta tener el balón, dominar el balón, intentar jugar bien y ganar el partido. A los holandeses les encanta trabajar en el Barça, el fútbol es para disfrutar, es lo primero que voy a decir a los jugadores, sin disfrutar no sacas el máximo rendimiento. Hay que disfrutar y trabajar” – Ronald Koeman

Los equipos de Ronald Koeman en principio no parecen jugar como el Barca acostumbra. Se sale del molde, cosa que no ocurrió con Gerardo Martino, Luis Enrique, Ernesto Valverde y Quique Setién: su elección llega porque son entrenadores cuyos clubes juegan parecido al mejor Barcelona, pero como toda idea de juego tiene que modernizarse, la llegada del holandés es importante porque le dará nuevas herramientas a los jugadores del Barcelona para cambiar la idea de juego: un híbrido entre el fútbol que nos gusta ver del equipo blaugrana y un juego un poco más directo, apoyado en jugadores que cuando se vean superados desde el juego de pases, tengan otros recursos a los cuales recurrir.

Koeman, un DT formador apostará por preparar a la generación de relevo que poco a poco ha ido saliendo de Can Barca: los tiempos de Piqué, Jordi, Busquets, Rakitic, Messi y Suárez se van acercando a su final. Ahora hay que preparar a los Fati, Aleñá, Puig, Araujo, Peña y Miranda; reforzar en sectores del campo donde no hay un canterano listo para asumir la responsabilidad (por ejemplo, un lateral derecho o quizás un volante más como el rumoreado Donny Van de Beek) y explotar a todos aquellos jugadores que sabemos que son buenos, pero no lo han demostrado desde que los vemos como blaugranas.

Hay que dejarlo trabajar

Los procesos de reconstrucción no son fáciles, y eso lo saben clubes como el A.C. Milan o el Manchester United, a los que les ha costado luego de tener una generación de oro que los llenó de títulos. Sin embargo, la llegada de Koeman temprano puede ser una forma de adelantar ese proceso turbio sin pasos en falso como el de Inzaghi/Seedorf en Milán o Moyes/Van Gaal en Inglaterra. Sin embargo, para eso deberán dejarlo trabajar, como en Valencia cuándo la salida de Albelda, Cañizares y Angulo junto al coqueteo del cuadro ‘ché’ con los puestos bajos de la tabla puso en riesgo su continuidad. Al final, el Valencia fue campeón de la Copa del Rey y produjo talentos como Éver Banega y Juan Mata.

El objetivo de este Barcelona es renovarse y por las condiciones de la liga española, debería hacerlo sin salir de los primeros cinco puestos de la tabla. Por su parte, en el club habrán elecciones a la presidencia en marzo de 2021, por lo que -a menos que ocurra una catástrofe- es poco probable que José María Bartomeu decida cesar a Koeman ya que sería un disparo a su propio pie a falta de solo meses para la votación.

En la otra plancha, Victor Font ha dicho que aunque Koeman gane Liga, Copa y Champions cambiarán de DT para darle la oportunidad a Xavi Hernández. Ante ese escenario, el holandés le dejaría todo preparado a otra gloria blaugrana para que conduzca a un equipo joven, con una idea de juego y ganas renovadas para la temporada 2021-2022.