¿Qué hace el FutVE en cuarentena?

Carlos Domingues

La costumbre de levantarse todos los días, preparar un pan tostado con mermelada, vestirse de short y llenar el pote con agua fría. Salir al parque bien temprano a cumplir unos cuantos kilómetros. Vendí una máquina de correr porque estaba de pie solamente para reunir mis zapatos encima y atrapar polvo. Hoy, cuánto lamento haberla vendido a precio de gallina flaca.

El COVID-19 nos cambió la rutina. Nunca imaginé pasar tanto tiempo dentro de casa, ni en los días en los que uno los dedica exclusivamente a descansar. Pues es una realidad ineludible y si la infringes, no solamente la pagarás muy caro sino serás el responsable (irresponsable) de ser agente propagador del único virus que ha sido capaz de paralizar al mundo.

El FutVE vive sus primeras horas bajo el aislamiento impuesto por las autoridades. La línea es general en todos los equipos del país, sin importar si hacen vida en estados decretados en cuarentena social por el Ejecutivo: todos a casa. Luego que la FVF suspendiera toda actividad futbolística federada, la Liga ha sugerido a los clubes que cesen las actividades, sin tener un estimado de cuando se pueda reanudar la acción.

El FutVE está paralizado

Es esa incertidumbre acerca de cuánto será el tiempo de aislamiento la que ha condicionado la preparación que debe mantener un futbolista desde todos los aspectos. Sin embargo, los cuadros profesionales han preparado un plan detallado para mantener el ejercicio y la buena alimentación en casa.

Lo principal es velar por la salud del futbolista y evitar el contagio del virus. Juan Domingo Tolisano, técnico de Táchira, ha privilegiado éste aspecto para sus dirigidos: “Hemos conversado con el grupo con énfasis sobre las medidas preventivas, sobre todo en nuestra ciudad donde estamos muy cerca de la frontera y es mucha la gente que entra el país desde Colombia. Nos importa que nuestros futbolistas eviten el contagio, para la sociedad y para ellos mismos, porque el proceso de recuperación es muy dilatado y afecta la condición de un atleta de alto rendimiento. Estar de 14 a 21 días en aislamiento es mucho tiempo para un futbolista”, asegura.

A ese tenor también apunta Isaac Ramos, preparador físico de La Guaira, quien considera que un futbolista es más propenso a adquirir el virus por sus particularidades: “Las exigencias habituales de los entrenamientos provoca que al perder la omeóstasis del cuerpo las defensas bajen, aumentando la vulnerabilidad del cuerpo”, razona. Es por eso que las indicaciones generales parten primero por el cuidado que deben tener los futbolistas para evitar el contagio: “Nos preocupamos también por indicarle todas las medidas preventivas que tengan que ver con la higiene, la limpieza de los alimentos, el lavado de manos, la importancia de no salir de casa”, indica Andrea Gilmond, nutricionista de Mineros de Guayana.

Planes para impulsar la prevención del virus

La ansiedad es el efecto más inmediato de una cuarentena en casa. El no poder salir a hacer actividades comunes y la incertidumbre sobre el tiempo durante el que se extenderá el aislamiento puede generar trastornos alimenticios: se come de más. “Es fundamental crearles conciencia sobre mantener los buenos hábitos alimenticios. Establecimos un plan de alimentación por 30 días personalizado para que los jugadores lo cumplan en casa, con porciones, meriendas, horarios”, dice Silvana Arón, nutricionista del Monagas, quien detalla el contenido del plan: “Debe ser una dieta hipocalórica, baja en calorías, para contrarrestar la actividad física que no será la acostumbrada”. Andrea Gilmond, nutricionista de Mineros, complementa: “El consumo de calorías y carbohidratos debe disminuir; deben evitar los dulces, chucherías y el consumo de alcohol para evitar que la composición corporal sufra tanto. Les recomendamos además que coman despacio, que se mantengan hidratados”.

Complicado es cumplir con la alta intensidad de la actividad física fuera del entrenamiento en la cancha. Sin poder trasladarse a los sitios de entrenamientos y gimnasios, el panorama no parece pintar bien para mantener el tipo. Sin embargo, se han diseñado planes acordes a la situación de no salir de casa: “Hacemos énfasis en mantener la base aeróbica, porque puedes perder en 14 días el trabajo que cumpliste en seis meses para ganarla. La fuerza no la pierdes tan rápido, por eso planteamos ejercicios para los miembros inferiores y superiores con su propio peso corporal como sentadillas, extensión y flexiones de codos, subir escaleras para quienes viven en edificios, trotar quienes puedan hacerlo”, asegura  Isaac Ramos.

¿Y qué dice o hace el futbolista metido en casa? Bernardo Añor del Caracas FC, bromea: “Si me haces esa pregunta dentro de diez días te asombrarás de lo que creativos que podemos ser”. Ya en serio, Añor revela que la clave es no dejarse atacar por la ansiedad: “La única diferencia a los días normales es que no puedes ir al gimnasio, a la piscina, hacer trabajos aeróbicos, pero para ello cumplimos un plan de trabajo específico en la casa”, dice quien además aprovecha el tiempo para cumplir con otras obligaciones distintas a las de un futbolista corriente: “Yo estoy estudiando en el área de finanzas y aprovecho para leer bastante sobre eso, además que veo películas y series en Amazon o Netflix. También me distraigo cumpliendo unos challenges (retos) que me hacen los compañeros en redes sociales”, finaliza con una risa el lateral izquierdo internacional con la Vinotinto.

Juan Domingo Tolisano tiene como prioridad evitar el contagio

Para finalizar, Juan Domingo Tolisano deja un mensaje desde su San Cristóbal aurinegra: “Buscamos cómo mantener la recuperación física que logramos en el grupo en los últimos quince días, pero ésta no debe ser nuestra principal preocupación, debemos dejar de pensar en el fútbol primero: lo primordial es atender las recomendaciones para evitar el contagio y preservar la vida de todos; entender que ésta es una situación anormal que se nos escapa de las manos pero que con la atención de todos podemos superar”, sentencia el DT tachirense.

Así transcurre el día a día del fútbol venezolano, que ha metido todo el equipamiento en el bolso y se lo ha llevado a casa. El planeta fútbol ha asumido la gravedad del asunto y pone su grano de arena para superarlo. Ya vendrán buenos tiempos donde los ciudadanos que hemos sido responsables podamos seguir disfrutando de nuestro amado deporte.