Portugal cierra su frontera con España a partir del domingo

Informativo TLT

Portugal y España ultiman el cierre de su frontera terrestre en plena escalada de contagios por la tercera ola del coronavirus. No será una clausura total: habrá excepciones. A falta de los detalles, el Gobierno luso ha anunciado que impondrá restricciones en el límite entre ambos países a partir de este domingo y durante un plazo inicial de dos semanas, en un intento por contener la expansión de la pandemia, que ha alcanzado niveles sin precedentes durante este mes.

El ministro del Interior, Eduardo Cabrita, ha comunicado el cierre fronterizo al término del debate sobre la renovación del estado de emergencia en la Asamblea de la República. La ampliación de esta medida excepcional ha salido de nuevo adelante con el apoyo de los principales partidos e incluye la prohibición de que los ciudadanos portugueses salgan del país hasta, al menos, el 14 de febrero.

La ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, ha aclarado que se trata de una “limitación temporal” de la movilidad fronteriza que afectará tanto a portugueses como a españoles y que se hace con el fin de ayudar a controlar el aumento de contagios en ambas naciones.

En una rueda de prensa con su homóloga de Guinea Bissau, Suzi Carla Barbosa, la jefa de la diplomacia ha explicado que Portugal ha propuesto a España la reintroducción de las restricciones temporales a la movilidad en la frontera, “como ya se hizo anteriormente”, y los dos países están trabajando para una “limitación pactada de común acuerdo”.

En este sentido, tras incidir en que “no es un cierre de fronteras sino una limitación temporal a la movilidad en frontera”, ha confiado en que los ciudadanos sepan entender que la decisión tiene “la misión sanitaria de ayudarnos a limitar el aumento de contagios”. La ministra portuguesa de Presidencia, Mariana Vieira da Silva, se ha pronunciado en la misma línea tras una tarde marcada por la confusión: “Las fronteras no están cerradas. Hay control, pero no están cerradas”, ha dicho.

El primer ministro portugués, António Costa, admitió el miércoles por la noche en una entrevista en televisión que la situación está “muy mal” por el crecimiento “exponencial” de los contagios en la tercera ola, que ha dejado también “un número dramático” de fallecimientos. Asimismo, el recientemente reeligido presidente de la República, Marcelo Rebelo de Sousa, ha instado a los ciudadanos a acatar las medidas y prepararse para un nuevo confinamiento.

La Dirección General de Salud ha notificado este jueves nuevos máximos de casos y fallecidos por la pandemia, con 16.432 positivos y 303 fallecidos en las últimas 24 horas.

 

Fuente El confidencial