Por Araque, YouTube, “Pulga” y un estilo, Estudiantes aprobó el semestre

Miguel Santana

La conclusión del campeonato venezolano nos dejó una enseñanza inverosímil, en consideración teniendo teorías derrumbadas por palabras pronunciadas a lo largo de pocos segundos. Alejandro Araque irrumpió con sus guantes en pleno Siglo XI, usando el arma más portentosa para cualquier deportista: su inteligencia. Si Lev Yashin habría usado YouTube, su leyenda trascendería más allá de historias plasmadas en libros escritos por protagonistas del ayer. Habría tenido mejores reacciones al momento de intuir. Sería la araña negra que teje en las redes halladas en el monitor. Los tiempos no son iguales.

Estudiantes de Mérida vio al euro entrar como única moneda en vigor para 12 estados, en aquel 2002 que por última vez les permitió presentar el examen más relevante hasta hace horas. Su maestro se llama fútbol, y por años se comportó cruelmente, a un lado haciéndole. Pasa que, cuando persistencia se enamora de suerte, un día logrará conquistarla. El infinito dolor, generado por las heridas de cada eliminación, dejó huellas en un escudo curtido de gloria. Los 80 y 85 hicieron que en la Ciudad de los Caballeros estrenasen Eye Of The Tiger y cantasen Take On Me mientras todo en rojo y blanco se tiñó. Ayer, el discurso paterno, y las razones de por qué al equipo amar, fueron reivindicados. En tiempos de hechos virales, llegó el segundo de entender lo que nadie te supo explicar. Merecen llorar de alegría los que mucho esperaron. Disfrútenlo. De ustedes es todo aquello.

La emoción no se puede analizar, porque la etapa más completa de su razón está ligada a lo visceral. El fútbol es, en tanto que pocas veces parece lo que realmente pensamos puede ser. Un cuadro armado desde la presencia de elementos poco tenidos en consideración anteriormente, en otras instituciones; apoyado en la versatilidad del factor desnivelante, con tamaño de pulga y alma de león; sostenido en la gallardía de un cancerbero con deseos de grandeza; y complementado en los botines de un jugador que hace meses estaba en República Dominicana, pero volvió para con su mejor versión reencontrarse y a partir de ahí revalorizarse, merece ser aplaudido. Ha triunfado el liderazgo de alguien quien, tanto vestido con el uniforme, como dirigiendo esta pasión, respira el ambiente merideño como nadie. Martín Brignani, es un genio. Nada que ver con Dalí, mucho sí con la manera de pintar un esquema que triunfó en cuanto escenario visitó.

Estudiantes logró un título soñado

 

Esta dinámica tan poco convencional, vertiginosa, como tormenta de julio en su primera edición, no clarifica panoramas. Mantenerse y reforzarse de cara a disputar la Copa Libertadores de América, teniendo por delante cuando menos seis compromisos, deberá ser la premisa de una Junta Directiva que hasta aquí luce comprometida con el proyecto de enaltecer colores en cada frente. La renovación de “Chiki” sería un paso primario, para después fortalecer al principio de la columna vertebral: darle al arquero la seguridad que él ha dado. A un lado Alejandro Magno, Alejandría queda en los 23 Municipios del Estado Mérida, y aunque los caminos pueden no converjan, el hijo en figura se convirtió.