Peseiro: “El tema Torregrossa está sobre la mesa”

Juan Sifontes Sousa

El seleccionador nacional José Peseiro sostuvo este miércoles por la noche una conversación con Carlos Domingues a través de la cuenta en Instagram de La Tele Tuya, en la que compartió detalles de su trabajo durante las semanas siguientes a su designación y reconoció un primer contacto con el delantero italovenezolano Ernesto Torregrossa, quien milita en el Brescia de la Serie A y que ya es “un tema sobre la mesa” para la Federación Venezolana de Fútbol.

Peseiro se conectó desde suelo portugués, a donde regresó una semana atrás, después de una gira internacional, para conversar con varios jugadores de la órbita vinotinto, y una visita a las instalaciones del Centro Nacional de Alto Rendimiento. “Al llegar me puse en cuarentena porque estuve de viaje por Italia, España, y ya sabemos cómo ha sido la situación en esos países (por la pandemia del Covid-19), pero hasta ayer me realicé un test y gracias a Dios salió negativo. Estoy en casa con mi hijo, pero igual toca estar unos días más lejos del resto de la familia”, confesó el técnico lusitano, que obviamente no es ajeno a las circunstancias que hoy trastocan la rutina diario de millones de personas.

Pero antes del parón forzado de sus actividades como seleccionador, el oriundo de Coruche se enfocó en establecer contacto con la mayor cantidad de jugadores del universo de convocados habituales: “Hablé con todos de una lista amplia, una lista de 44 jugadores, que son todos los que fueron llamados en las últimas convocatorias del anterior entrenador”.

En esas conversaciones, Peseiro asegura que sintió de todos “la determinación y la ilusión” de estar con la selección; pero más allá de una presentación formal y de esa manifestación de deseos, se habló de fútbol, de la propuesta, de “cómo se sentían con el esquema que venía trabajando el equipo nacional”.

El estratega reitero que los resultados respaldan el trabajo previo, pero considera que “para dar un paso adelante hay que tomar más riesgos”, aunque “sin perder el equilibrio”, y deslizó entre líneas el visto bueno de los futbolistas hacia una propuesta más atrevida.

Peseiro también compartió la buena impresión que le dejó el CNAR y comentó que estaba en planes “convocar un módulo en Margarita con los mejores jugadores del torneo local”.

Por su prematuro regreso a Portugal no pudo visitar Mérida, la ciudad que albergaría el partido de eliminatoria ante Paraguay, y tampoco tuvo la posibilidad de reunirse con los venezolanos que se están manejando como posibles integrantes de su cuerpo técnico en la selección mayor. Siempre cauto en sus respuestas, Peseiro no adelantó nombres.

Otra conversación que le quedó pendiente es la que deberá sostener con los seleccionadores nacionales sub-17 y sub-20, Frank Tamanaco Piedrahita y José Hernández. Para este último quiso enviar palabras de aliento y el pésame por el fallecimiento de su padre, Nerio Hernández, una institución del fútbol venezolano.

Por otro lado, el portugués dejó claro que no ha tenido ningún contacto con Rafael Dudamel, a quien reemplazó en el cargo.

Y respondiendo a la inquietud de muchos de los cientos de aficionados que se conectaron desde sus hogares para escuchar al nuevo seleccionador en esta conversación para La Tele Tuya, Peseiro contó que en su paso por Brescia pudo interactuar con un jugador que hoy no forma parte del universo vinotinto, pero que es elegible y su caso “ya está sobre la mesa”. Se trata de Ernesto Torregrossa.

El delantero de 27 años es hijo de Lirio Torregrossa, un exfutbolista nacido en suelo guariqueño. “(Jhon) Chancellor me lo presentó. Hablé con él y mostró ilusión de estar (…) Después volvimos a conversar”, soltó el técnico portugués, que luego siguió buscando referencias sobre el jugador y le planteó el caso a la dirigencia de la FVF.

Para cerrar, Peseiro reiteró su compromiso de “trabajar día a día” por el sueño mundialista, pero recordó que hoy “la lucha más importante es contra la pandemia” del Covid-19 e invitó a todos los venezolanos a respetar y apegarse a las medidas que buscan frenar su propagación.