Pedro Álvarez: la báscula del Aragua FC

Lenín Caraballo

Desde la llegada de Enrique “Kike” García para la temporada 2019, el Aragua FC ha sufrido una metamorfosis en su estilo de juego, pasando de ser un equipo defensivo a uno con buen toque de balón, equilibrado y con el control de los tiempos.

Parte de ese éxito se debe, en gran medida, al mediocampo. Retrasar a José “Topito” Torres, darle mayor protagonismo a Edanyilber Navas, en su momento apoyarse en la experiencia de Diego Guerrero y Luis Ruiz le dio mayor salida en pelota dominada al equipo aurirrojo, que con el pasar del tiempo fue generando esa identidad que dio resultados positivos al equipo. Sin embargo, un factor realmente importante fue encontrar un balance en un juvenil que al día de hoy se mantiene como pieza titular y fundamental dentro del XI de “Kike”: Pedro Álvarez.

“Pepe” Álvarez, como le conocen sus compañeros y amigos, ya cuenta con 36 partidos jugados desde su debut en 2018 de la mano de José Manuel Rey. Con tan solo 19 años, Pedro incluso ha tenido participación internacional en la reciente Copa Sudamericana en la que disputó ambos partidos (uno de ellos como titular y el otro como suplente).

Álvarez se ha convertido en esa balanza en la mitad de la cancha, ese jugador que ve acción más allá de ser el juvenil de la regla en sus labores ha sabido reemplazar de gran forma las salidas de Ruiz y Guerrero.

Sobre su actualidad, “Pepe” comenta: “actualmente me siento cómodo, muy bien dentro de la cancha, por la confianza que me ha dado el entrenador tanto dentro como fuera de la cancha, siempre me apoya en todo, siempre tiene palabras para lo bueno o lo malo”.

El camiseta 24 del Aragua le brinda salida limpia, trazos largos a los extremos, romper jugadas rivales e incluso puede llegar a pisar área rival y finalizar jugadas, generalmente partiendo del medio hacía afuera para rematar en el borde del área.

“Depende de los tiempo del partido porque jugamos con doble 5, entonces uno puede atreverse a subir un poco más mientras que Homero (Calderón) se queda. Además, mis compañeros me dicen que acompañe la jugada en ataque y le pegue si puedo”, puntualizó.

Más allá de su protagonismo en cancha, Pedro aún considera que debe mejorar en aspecto físico. “Me gustaría fortalecer mi masa muscular, ya que mi posición necesita mucho roce con o sin la pelota”.

Para el jugador oriundo de Cagua, parte fundamental ha sido la confianza brindada por “Kike” García y su fugaz paso por las divisiones inferiores de Racing de Avellaneda, donde estuvo en entrenamientos por tres semanas.

“Estoy agradecido con Racing por haberme dado la oportunidad. Allí aprendí a tener mayor intensidad en la cancha. Siempre entrenábamos a doble turno, fueron ellos quienes me dijeron que me atreviera a pisar área rival, que no me quedara clavado en la mitad de la cancha”, explicó.

Con poco más de 2000 minutos con el primer equipo del Aragua y un llamado a los módulos de la Vinotinto sub-20, Pedro Álvarez apunta a ser otro de esos juveniles destacados que ha dejado el equipo aurirrojo como Edanyilber Navas o, en su momento, Jesús Lugo.