Murió Mercedes Barcha, esposa de Gabriel García Márquez

Informativo TLT

Mercedes Barcha, viuda de Gabriel García Márquez, falleció este sábado a los 87 años en Ciudad de México, donde ambos construyeron un hogar que sirvió de inspiración para las novelas más emblemáticas del escritor colombiano.

Mercedes nació en Magangué el 6 de noviembre de 1932 y conoció a Gabo durante un baile en Sucre (Sucre): él tenía 13 años y ella 9, sin embargo, el futuro escritor supo ese mismo día que ella sería su esposa. Se casaron en 1958 y estuvieron unidos más de medio siglo, hasta la muerte de Gabo, el 17 de abril de 2014.

“Es un amor de toda su vida, él la conoció cuando eran niños”, dice el escritor Gustavo Tatis Guerra y añade: “En los momentos más difíciles de la vida de ellos, en el sentido económico, Mercedes siempre confió en que él, gracias a su literatura, iba a salir adelante (…) A García Márquez un día le preguntaron qué personaje era importante y dijo que el de Mercedes. Era una mujer fuerte, de carácter, que se parecía mucho a la estirpe de Úrsula Iguarán y de las mujeres en ‘Cien años de soledad’. Llevaba el orden de la casa”, cuenta el maestro Tatis.

Antes de irse a Europa, en 1955, Gabo le prometió que al regresar se casarían, tal y como lo habían acordado prácticamente desde que ambos eran niños. Efectivamente, a su regreso se casaron en Barranquilla y de ese amor nacieron dos hijos, Gonzalo y Rodrigo García Barcha.

El apoyo de Mercedes, que tenía 87 años y vivía en Ciudad de México, fue determinante en la carrera de Gabo: confió tanto en su trabajo que lo apoyó incondicionalmente durante los 18 meses en los que él se encerró a escribir su obra cumbre, ‘Cien años de soledad’, que le merecería el Premio Nobel de Literatura.

Según fuentes familiares, Mercedes padecía hace meses problemas respiratorios (fumó gran parte de su vida) y murió tranquilamente en casa, junto a sus hijos y nietos.

Sus restos van a ser trasladados a Cartagena, para que reposen junto a los de él, en el Claustro de La Merced. El 22 de mayo de 2016, cuando llevaron las cenizas del Gabo a ese lugar, sus familiares manifestaron que ese era su deseo.

 

 

Fuente El Universal MX/La Vanguardia