México pide explicaciones a Louis Vuitton por uso de diseños indígenas en una silla

Beatríz Pellegrín

El Gobierno mexicano pone el ojo a las casas de moda y esta vez le tocó el turno a la marca francesa Louis Vuitton

A tan solo un mes de emitir una carta por lo que ellos consideran apropiación cultural dirigida a la casa de moda Carolina Herrera, por los diseños y bordados de su colección Resort 2020, los que calificaron de plagio .

Esta vez el gobierno mexicano se dirigió a la casa de moda Louis Vuitton por el patrón tradicional que aplicó en el diseño de una silla que forma parte de la colección “Dolls by Raw Edges”.

La secretaria de Cultura mexicana, Alejandra Frausto manifestó en la carta estar sorprendida por el uso de los diseños que considera propios de los artistas mexicanos del estado de Hidalgo.

En la misiva el gobierno no dudó en consultar si para la elaboración de ese mobiliario que tiene un costo de 18.200 dólares, “contaron con la colaboración de la comunidad y la de sus artesanos”.

México espera elaborar un marco legal que proteja el arte y la creatividad de los pueblos indígenas y así evitar el robo creativo por parte de grandes empresas dentro y fuera de México.