Martin Luther King, el hombre que quiso cambiar al mundo a través de un sueño

Marbelys Rodriguez

Un 15 de enero, pero de 1929, nació en Atlanta, Estados Unidos, Martin Luther King Jr. Fue un activista que luchó por los derechos civiles de los afroamericanos.

Por su labor encaminada a terminar con la segregación estadounidense y la discriminación racial a través de medios no violentos, fue condecorado con el Premio Nobel de la Paz en 1964.

Cuatro años después, en una época en que su labor se había orientado especialmente hacia la oposición a la guerra y la lucha contra la pobreza, fue asesinado en Memphis, cuando se preparaba para asistir a una cena informal de amigos.

Luchó por los derechos civiles desde muy joven, organizó y llevó a cabo diversas actividades pacíficas reclamando el derecho al voto, la no discriminación y otros derechos civiles básicos para las personas negras de los Estados Unidos.

Lucha por la igualdad racial

Martin Luther King creció en un ambiente en el que la segregación racial estaba a la orden del día. Tanto es así, que con 13 años tuvo que ceder su asiento en un autobús a un pasajero blanco.

En 1954, fue nombrado pastor de la Iglesia Bautista de la Avenida Dexter de Montgomery (Alabama). Al mismo tiempo, Martin Luther King también fue miembro del comité ejecutivo de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color.

Tan solo un año después, Luther King tuvo que lidiar con el racismo y la violencia que se ejercía contra los negros en el sur de Estados Unidos. Uno de estos episodios fue el protagonizado por la afroamericana Rosa Parks, que se negó a ceder su asiento a un blanco en el autobús.

Como respuesta, Martin Luther King lideró un boicot contra los autobuses públicos de Montgomery. Esta protesta se prolongó desde el 01 de diciembre de 1955 hasta el 20 de diciembre de 1956, cuando el Tribunal Supremo de Justicia de Estados Unidos declaró inconstitucional la ley que exigía la segregación en el transporte público de Montgomery.

A pesar de que la protesta se resolvió de manera satisfactoria, los 382 días que duró no estuvieron exentos de violencia. Tan tensa era la situación en Montgomery que los segregacionistas blancos atacaron la casa de Luther King y la del pastor Ralph Abernathy, también organizador de la campaña.

Martin Luther King, tras conseguir la igualdad de blancos y negros en el transporte público, continuó con la lucha por los derechos civiles. En 1957, fue elegido presidente de la Conferencia Sur de Liderazgo Cristiano. Esta organización, cristiana y pacifista, tenía como objetivo participar activamente en el movimiento por los derechos civiles.

Otro de los actos por los que Martin Luther King es recordado es por su participación en la campaña de Birmingham (Alabama). Las protestas pacíficas y los boicots llevados a cabo en la ciudad hicieron que fuera arrestado en abril de 1963.

La estancia en prisión le llevó a escribir la popular Carta desde la cárcel de Birmingham. En este ensayo explicaba el porqué de sus protestas. El entonces presidente de Estados Unidos, John F. Kennedy, apoyó a Martin Luther King. Fue liberado una semana después de su detención.

Tras numerosos incidentes violentos, las protestas de Birmingham terminaron en junio de 1963, cuando los lugares públicos fueron abiertos a los negros.

“Yo tengo un sueño”

El 28 de agosto de 1963, se organizó la famosa manifestación por los derechos civiles conocida como Marcha sobre Washington por el trabajo y la libertad.

En esta marcha, Martin Luther King acudió representando a la Conferencia Sur de Liderazgo Cristiano pronunció su inmortal discurso “I have a dream” (Yo tengo un sueño). En él expresaba su deseo de conocer una América unida en la que vivir en igualdad.

“Estoy orgulloso de reunirme con ustedes hoy, en la que será la mayor manifestación por la libertad en la historia de nuestro país”, dijo el reverendo Martin Luther King Jr. antes de empezar a dar su discurso más famoso. Se le conoce por una frase: “Yo tengo un sueño”.

Las palabras de King recorrieron el mundo, convirtiéndose en un símbolo de la lucha no violenta por la paz y la igualdad.

Canciones para conmemorar a Martin Luther King

Diversos son los artistas que han decidio rendir homenaje a este hombre que marcó la historia de los Estados Unidos, y se convirtió en referencia obligada en el mundo entero.

U2

La banda irlandesa dedicó dos canciones. La ambiental MLK y el gran himno Pride (in the name of love).

Stevie Wonder

Esta canción fue creada para ser parte de la campaña para conmemorar el cumpleaños de Martin Luther King y hacerlo una festividad nacional en Estados Unidos. En la letra Stevie Wonder cuestiona a los que se oponían a que el líder tuviera una fecha para recordar su legado.

Queen

La canción no es específicamente un homenaje a Martin Luther King, pero sí está inspirado en su lucha. En 2011 en un documental Roger Taylor, baterista de Queen, declaró que la letra fue inspirada en el famoso discurso del líder negro.

Nina Simone

Gene Taylor, bajista de Nina Simone, escribió Why (the king of love is dead) al enterarse del asesinato de Martin Luther King el 4 de abril de 1968.

Con información de agencias
Foto: Archivo