La venta de perros y gatos de compañía tiene los días contados en el Estado francés

Informativo TLT

Aunque la medida no se dejará sentir inmediatamente, ya que se fija como plazo para su entrada en vigor el 1 de enero de 2024, las organizaciones defensoras de los animales saludan hoy el voto de una enmienda por la Asamblea Nacional francesa en la que, desbordando los planteamientos del Gobierno de Emmanuel Macron, se pone fecha de caducidad a la venta de mascotas en el Estado francés.

La enmienda se incluye en el proyecto de ley contra el maltrato animal que preconiza que se ponga fin a la «comercialización» de animales de compañía, para poner coto a los problemas de maltrato y de abandono que acarrea, muchas veces, la compra impulsiva de una mascota.

Por el momento, a la vista de esa enmienda, la protección se centrará en gatos y perros.

Por lo demás, los diputados han evitado abordar en esa norma debates tan espinosos como la cría de animales o la cuestión de la caza.

La norma francesa se inspira, señala el diario  “Libération”, en la «Lucy’s Law» que está en vigor en Gran Bretaña desde la pasada primavera.

Sin embargo, la enmienda francesa excluye, por ahora, dispensar de la venta a los llamados NAC (nuevos animales de compañía), como los conejos de indias o los hámster, entre otros.

Con todo, el trabajo sobre la futura ley de protección animal no ha concluido, y se da por seguro que se incluirán medidas para evitar el «tráfico de animales exóticos», lo que permitiría «encuadrar mejor» la adquisición como mascotas de monos, reptiles o aves.

En 2020 se produjo un aumento del 16% de abandonos de animales de compañía fuera de lo común como cobayas o chinchillas, según los datos de la Sociedad Protectora de Animales (SPA).

Tampoco por internet

Pese a sus limitaciones, la SPA, que milita activamente desde hace años por la prohibición de venta de mascotas en tiendas de animales, ha saludado el voto de la Asamblea Nacional porque considera que evitará que «los animales sean tratados como producto de reclamo comercial».

La norma no se limitará a las tiendas de animales, sino que contemplará medidas para evitar las cada vez más habituales operaciones de compraventa de animales de compañía vía internet mediante plataformas tan populares en el Hexágono como Leboncoin, entre otras.

La Fundación 30 Millones de Amigos se ha congratulado de la medida porque «supone un avance en la línea de garantizar el bienestar animal» y que, según un sondeo de Ifop, es apoyada por un 61% de los ciudadanos franceses sondeados sobre la cuestión.

 Fuente www.naiz.eus/es