La renovación de Bernardo Añor: el mejor “fichaje” de Caracas

Juan Sifontes Sousa

Bernardo Añor llegó al Caracas FC con el arranque de la temporada 2018. El zurdo tenía 29 años y por las lesiones, un dolor de cabeza habitual a lo largo de su carrera, desde aquella que sufrió en 2008 cuando estaba en el fútbol universitario, no había gozado de la continuidad deseada en su paso por Sporting Kansas City y Minnesota United. Tener otra oportunidad en lo inmediato en la Major League Soccer no estaba garantizado, pero seguramente conseguiría contrato con algún club de la USL. Fue entonces cuando el egresado de la Universidad del Sur de Florida tomó una decisión que sería trascendental: venir al torneo venezolano para ponerse la casaca del equipo avileño, la que tantas veces vistió su papá.

Ponerse a la par de sus compañeros en lo físico era la primera tarea para Añor. Además, Caracas ya estaba en competición, así que no había amistosos por delante y los minutos de juego, tan necesarios para recuperar el ritmo perdido, tendrían que dárselos en partidos oficiales. Sin embargo, la gran incógnita era otra. El DT Noel Sanvicente contaba con él como su lateral izquierdo. Esa nunca fue su posición natural, por más que ocupó la demarcación en algunas de sus 85 apariciones en la MLS.

Añor tenía que reinventarse poco antes de cumplir los 30. Pero, ¿qué le hizo venir al fútbol venezolano y asumir ese reto? Ambición deportiva. El caraqueño todavía soñaba con noches de Copa Libertadores e incluso con llegar a ponerse la camiseta de la selección nacional. Eso último no lo lograría siendo un jugador de la USL. En cambio, convertirse en un referente del torneo local y, sobre todo, en un lateral izquierdo por encima del promedio sí podía abrirle las puertas de la Vinotinto.

¿Qué pasó? Pues los números y los hechos dicen que tomó una buena decisión. También que su incorporación fue un gran acierto de Caracas. Quería noches de Copa y entre 2018 y 2019 disputó 10 partidos de Sudamericana y otros cuatro de Libertadores, y este año se le verá en fase de grupos del máximo certamen continental enfrentando a clubes de la talla de Boca Juniors (ARG) y Libertad (PAR). Además, hoy puede presumir de estar en la órbita de la selección. Apenas han sido 152 minutos repartidos entre tres amistosos, pero nadie le quita la etiqueta de internacional vinotinto y su rendimiento en Caracas hace que siga siendo un potencial convocado cuando se acercan meses de intensa competición oficial.

Y justamente en su rendimiento como jugador avileño hay que detenerse. Añor se convirtió en una pieza clave para Sanvicente, al punto que en este mercado era fundamental su renovación. El técnico lo quería sí o sí y la gerencia hizo el esfuerzo para retenerlo por -al menos- otra temporada.

Caracas incorporó diez caras nuevas para la campaña 2020. El arquero Beycker Velásquez; los defensores Carlos Rivero, Javier Maldonado, Diego Osío y Sandro Notaroberto; el volante de marca Junior Moreno; el creativo Luis Ramírez; y los delanteros Kwaku Bonsu Osei, Jairo Otero y Alexis Blanco. Algunos llegaron para cubrir bajas en la columna vertebral del equipo y deben asumir protagonismo en lo inmediato, mientras que en la mayoría de los casos se trata de jugadores jóvenes, que en el club esperan potenciar  y que se perfilan como exportaciones en el mediano o largo plazo. Pero realmente el mejor fichaje del campeón para este año fue la renovación de Añor.

Hablar del Añor de Caracas, quien desde el año pasado ya es uno de los capitanes del equipo, es hablar de un lateral izquierdo que se proyecta con frecuencia, que cuelga buenos centros, que tiene un gran remate de media distancia, que representa peligro en los cobros de pelota quieta y que, de ñapa, es uno de los mejores cabeceadores de la liga. Sí, todo eso le aporta este zurdo de educado pie al Caracas.

En lo defensivo no se puede negar que tener a Rubert Quijada cuidándole la espalda era una gran ventaja; sin embargo, sería injusto obviar la evolución del jugador, al punto de ofrecer cada vez más garantías y ya ronda los 70 partidos como lateral izquierdo en los últimos dos años.

El “6” del Caracas fue el jugador más destacado en la primera jornada de la Liga Futve 2020. En el partido de la fecha, que enfrentó a los finalistas de 2019, Añor hizo gala de las características antes mencionadas para, siendo defensor, firmar un doblete. Al minuto 34 apareció en el corazón del área y marcó con un perfecto cabezazo. Después, sobre la fracción 85, se proyectó por su banda, pisó el área con decisión y soltó un remate potente y cruzado que liquidó las esperanzas del rival.

Eso es lo que se llama “marcar diferencias”. Por eso es considerado un jugador top en el torneo venezolano, por eso está en la órbita de la selección y por eso su continuidad fue el mejor “fichaje” de Caracas para 2020.