La Orquídea y el Turpial, símbolos de cultura venezolana

Informativo TLT

Desde hace más de 60 años la Orquídea y el Turpial, pasaron de ser elementos de la naturaleza a representar símbolos para todos los venezolanos.

En el caso de la Orquídea, su camino estuvo lleno de estudio y una competencia en la que expertos deliberaron que sería la Flor Nacional. Todo comenzó en 1942 cuando la Sociedad Venezolana de Ciencias Naturales, con la propuesta de definir la flor y los árboles que simbolizan vegetación criolla.

Varios científicos entre ellos Henri Pittier, José Saer D’Eguert y Luis Oramas, en 1942 propusieron a la Flor de Nácar (Catasetum pileatum), la Rosa de Montaña (Brownea grandiceps) y la Amapola Blanca (Papaver somniferum), respectivamente, según sus características y su presencia en el medio ambiente .

Sin embargo, luego por requerimiento de Ministerio de Agricultura y cría y el Ministerio de Educación de 1949, Cattleya mossiae, conocida como Flor de Mayo fue considerada la Flor Nacional. Decreto que se concreto el 23 de mayo de 1951 por mandato del presidente Germán Suárez Flamerich.

“Turu-pio-Turu-pio”
De plumaje negro y amarillo, el ave nacional habita en casi todos los rincones del país, además su población se puede extender a Colombia, incluso a Panamá.

Su canto melodioso, llena de alegría el amanecer. Su elección ocurrió tras un concurso promovido por la Sociedad Venezolana de las Ciencias Naturales y decretado el 23 de mayo de 1957.

Su nombre proviene del sonido onomatopéyico que emite: turi- pio, turu-pio y el cual fue traducido como Turpial, se presume por lo aborígenes, pero su nombre científico Icterus icterus, perteneciente a la familia de los ictéridos.

No elaboran nidos para vivir, si no toman los abandonados o irrumpen en alguno ocupado de necesitarlo, característica que demuestra su carácter territorial. Se aparean entre mayo y junio y ponen de tres a cuatro huevos.

No son muy grandes, pueden alcanzar entre 22 cm y 24, pero posean un pico puntiagudo con el que comen insectos, frutas, huevos de otras aves, y ocasionalmente de aves más pequeñas.