Darle cancha a la muchachada no es una desventaja para Deportivo La Guaira

Juan Sifontes Sousa

La cantera del Deportivo La Guaira ha sido habitual protagonista de las instancias decisivas en los torneos de filiales y en los últimos procesos de selecciones juveniles se hizo recurrente ver un nutrido grupo de jugadores de la institución en las convocatorias. El año pasado sirve de ejemplo: Carlos Olses, Miguel Navarro y Rommell Ibarra fueron titulares con Rafael Dudamel en el Sudamericano sub-20; José Hernández incluyó en la lista de la Vinotinto sub-17 a Rodrigo De La Terga, Jon Aramburu, Oscar Jiménez, Clyde García, Alfredo Urdaneta y Darluis Paz; mientras que Frank Tamanaco Piedrahita llevó con la sub-15 a otros siete chamos naranja. El contexto invitaba al atrevimiento y la directiva del club, en sintonía con el técnico Daniel Farías, decidió que esta temporada 2020 era el momento de que esa muchachada asumiera mayor responsabilidad en el primer equipo.

Pese a las bajas de jugadores como César González, José Balza, Edgar Jiménez, Jesús Lugo, Pablo Bonilla, el paraguayo Victor Aquino y el propio Miguel Navarro, a las que se suman las cesiones de Arquímedes Figuera y Diego Luna más la ausencia prolongada de Francisco La Mantía por lesión; Deportivo La Guaira se movió poco en el mercado. Llegó Aquiles Ocanto y regresó Williams Lugo. Sí, solo ellos dos reforzaron el plantel de primera división. La apuesta es que esos chamos que ya en 2019 tuvieron minutos porque sobre ellos reposaba la profundidad del equipo, ahora sean actores principales.

Siete u ocho juveniles en la convocatoria y cuatro de ellos en el once titular de Farías. Así ha sido en las primeras fechas de la temporada 2020 y es la línea que se mantendrá, por lo menos hasta que se abra el próximo periodo de inscripciones. Pero la gran pregunta es: ¿Deportivo La Guaira está en desventaja? No. Y no se trata de opiniones, son números y hechos.

El equipo naranja no deja de ser candidato por darle más cancha a esa camada joven. Los chamos se ganaron la oportunidad porque en su proceso de formación demostraron ser altamente competitivos en los torneos nacionales y casi todos se han puesto la camiseta vinotinto en selecciones juveniles. Además, llevan rato trabajando con el primer equipo y tampoco es que los dejaron solos con todo el peso. Hay un equilibrio de cargas con la presencia de Arles Flores, Ángelo Peña, Charlis Ortiz, los argentinos Martín García y Mario Santilli, y el mismísimo “Chino” Ocanto, jugadores que acumulan en sus piernas muchas batallas.

Y los primeros resultados van despejando cualquier duda. Deportivo La Guaira arrancó la campaña con una derrota por la mínima ante Caracas, el campeón defensor que se había estrenado una semana antes arrollando a Estudiantes de Mérida (5-0). El marcador se inclinó a favor de los rojos del Ávila por un sensacional golazo de Robert Hernández sobre el minuto 86. Fue un duelo de tú a tú.

En la tercera fecha, los dirigidos por Farías sumaron de a tres al remontarle a Lala FC en Cachamay (1-2), y el domingo pasado se impusieron 2-0 a Portuguesa con el protagonismo de la muchachada. El lateral izquierdo Leonardo Mosquera señaló el camino de la victoria cuando recuperó un balón en tres cuartos de cancha, cortando la salida del rival, y con un disparo de media distancia agitó las redes. Guillermo Marín amplió la ventaja tras una gran acción individual de Darluis Paz, quien fue el mejor de la cancha, al ganar la mayoría de los duelos que propuso por el costado izquierdo.

Mosquera es un defensor de 18 años que tiene la virtud de manejar bastante bien los dos perfiles y que ya figura en los llamados de José Hernández en el naciente ciclo de la selección sub-20. Marín, que se estrenó en primera división con Deportivo Anzoátegui en 2018, es el jugador de la generación 2001 con más rodaje en el profesional, pues supera los tres mil minutos e incluso en 2019 ya era una pieza habitual e importante para Farías, con 23 partidos disputados y cinco goles en su cuenta personal. Paz, el otro protagonista dominical, ha sido internacional vinotinto sub-15 y sub-17.

Pero también tuvieron acción frente a Portuguesa otros tres juveniles: José Velásquez, Jon Aramburu y Jovanny Bolívar. El primero es un defensor que estuvo días atrás en la concentración de la Vinotinto sub-20 en Ciudad Bolívar y que en 2019 pudo disputar tres partidos de Copa Libertadores. Para Aramburu, de 17 años, era su estreno en el profesional y fue un muro en la banda derecha durante la última media hora. Sustituyó a Velásquez en ese costado, con su perfil natural; sin embargo, en el Suramericano sub-17 de 2019 se recuerda como el lateral izquierdo de esa selección. Finalmente, Bolívar es el gran artillero de la cantera naranja y, en combinación con Ocanto, estuvo cerca de inflar el marcador en la recta final del compromiso. Aunque de momento se le cerró el arco, todas las alegrías que dio en inferiores hacen que nadie en el club dude de su potencial como goleador.

Deportivo La Guaira apuesta más que nunca por sus chamos. Son futuro, pero también presente, y con esa muchachada se muestra competitivo.