La “colmena” llega a Barcelona a escondidas

Informativo TLT

Durante las últimas semanas, Harry Kajevic ha estado durmiendo en una cápsula plana de 2,4 metros cuadrados en un lugar clandestino.

Es uno de los primeros residentes de un proyecto de vivienda de estilo “colmena”, inspirado en Japón o Hong Kong, que se inauguró en Barcelona a pesar de no tener un permiso de las autoridades de la ciudad.

La iniciativa de la nueva empresa española Haibu está formada por una veintena de pequeñas cápsulas, que incluyen una cama y una mesita de noche.

Están alojados uno al lado del otro en un edificio con cocina, baño y terraza compartidos, todo por 200 euros al mes, al menos en el caso de Kajevic.

Los muebles son escasos, limitados en el área comunal a unas pocas mesas, sillas y un armario para cada residente, que es demasiado grande para las habitaciones.

Haibu, que significa colmena en japonés, sostiene que el proyecto es una solución a la escasez de viviendas asequibles en la ciudad española.

Pero el ayuntamiento de Barcelona dice que este pequeño alojamiento no es apto para humanos y viola las leyes locales de construcción.

Con información de agencias