La basura del Everest recibe una nueva oportunidad de vida

Informativo TLT

En los hogares de toda la capital nepalí, artículos reciclados, desde ollas hasta lámparas, elaborados con productos de desecho que llegan desde el Everest, se abren paso lentamente a medida que las autoridades y las empresas buscan nuevas formas de abordar el daño causado por décadas de montañismo comercial.

Toneladas de basura, que incluyen latas y potes de gas vacíos, botellas, plástico y equipo de escalada desechado, ensucian la montaña, que ha sido calificada como el “basurero más alto del mundo”.

Después de fuertes críticas por la condición de uno de sus mayores recursos naturales, el gobierno de Nepal y los grupos de montañismo organizaron este año una limpieza de seis semanas.

Una nueva instalación de desechos, llamada Sagarmatha, procesará la basura y colaborará con artistas e innovadores para hacer nuevos productos en un intento por aprovechar este floreciente mercado para los “productos desechados” en el Everest.

Hace seis años, Nepal implementó un depósito de basura de 4,000 dólares por equipo, que se reembolsará si cada escalador produce menos ocho kilogramos de desechos, pero solo la mitad de ellos regresó con la basura.

 

Con información de agencias

Foto: Archivo