“Juego de Tronos” y su controversial temporada final

Beatríz Pellegrín

Tras casi una década de ver crecer y avanzar a los personajes durante ocho temporadas de “Game of Thrones”, serie creada a partir de las novelas “Canción de Hielo y Fuego” de George R. Martin, concluye con un capítulo final que dejó un sabor muy amargo entre los seguidores. Pero así fue GOT, a lo largo de este tiempo, una serie fuera del patrón.

Finales decepcionantes desde la primera temporada.

La tendencia general es considerar que la octava temporada simplemente está mal realizada, lo que llevó a los fans a lanzar una petición para rehacerla, que, hasta el lunes 20 de mayo, había recolectado un millón de firmas.

Alcanzó un millón de firmas.

Pero, ¿qué es lo que estuvo mal? El error principal fue la falta de tiempo, lo que llevó a resumir muchos hechos en seis capítulos. Algunos entienden no tendría un final feliz, pero consideran abrupto cómo aceleraron a historias como las de Daenerys Targaryen, quien pasó de ser la heredera a una villana tiránica con ansias de poder.

Siempre tuvo un plan secreto

El primer capítulo pasa lo que muchos esperaban desde hace dos años, Jon conoce su origen es Aegon Targaryen, hijo de Liana Stark con Rhaegar Targaryen, argumento que al final, no sirvió de nada. Su herencia no tuvo el impacto que muchos esperaban.

Su origen fue irrelevante para su destino

Durante el episodio dos se concentraron en  una muy larga despedida entre los personajes, pues se enfrentarían al rey de los villanos, el más temido en ocho temporadas: El Rey de la Noche.

El Invencible, muere por una daga

Lo que nos llevó a una de las principales críticas- entre tantas- mataron al temido The Night King, con mucha facilidad. El desarrollo de un mal superior existe desde el inicio de “Juego de Tronos”, un mal que acabaría con todos, fue vencido por una daga en un solo día. La temida larga noche, porque: “Winter is coming”, como decían, la eliminaron en un día.

Arya es la ejecutora del esperado enemigo de la humanidad

En el capítulo cuatro, se recuperan de la pelea contra los muertos, celebran y Daenerys, pasan cosas que al final pierden el sentido, como la relación de Jon y Daenerys y la perdida del segundo dragón llegando a DragonStone.

En el penúltimo capítulo, ocurre lo que para muchos fue la liberación de la locura contenida de Khaleesi, pues esta quema todo a su paso sin pensar medir consecuencia. Con este acto para muchos vengaba a su familia, a su fiel Misandei y así misma.

Traicionada por amor

Y el final en un a palabra es agridulce. Lo que nadie esperaba, la rompedora de cadenas, madre de dragones, Daenerys muere con la traición de Jon, frente a su trono.  Así cierra una temporada que no se iguala a ninguna de las anteriores, rompiendo corazones y dejando abierta posibilidades, con Jon desterrado y los Stark liderando los reinos conocidos y por conocer.