Hace un año se apagó el universo de Stephen

Beatríz Pellegrín

Comprobó la existencia de los agujeros negros, además aclaró que estos no son tan negros, porque emanan radiación, a partir de sus apreciaciones se permitió usar sus cálculos para comprobar que el Big Bang, conocido como la gran explosión que dio origen al universo, no era solo una teoría, sino que ocurrió. En una sola frase de su trabajo, Stephen Hawking quería explicar absolutamente, todo, sobre el universo.

Hace un año, el popular físico británico, falleció a los 76 años, en Cambridge, tras una larga carrera y una enfermedad que, según los primeros diagnósticos, acabaría con su vida en poco tiempo, pues Hawking, logró demostrar que estaban equivocado, tenía muchos que hacer antes de decir adiós.

Se matriculó en Oxford en Ciencias Naturales, solo hasta que abrieron Matemáticas y pudo empezar con sus cálculos teóricos.

La enfermedad neurodegenerativa que lo postró en una silla y lo llevó a tener una voz reproducida por una computadora, no impidió que siguiera expandiendo su mente hacia las preguntas cosmológicas más importantes, ¿tiene fin el universo? Y entre las últimas interrogantes que quiso responder, fue ¿Este universo es único? Y que según el trabajo firmado junto a su colega Thomas Hertog: la explosión primigenia estuvo acompañada de un número infinito de comienzos similares que dieron lugar a otros tantos universos.

Para muchos una de las mentes más brillantes de su generación, confundido con Stephen King – por su nombre- y con el actor Anthony Hopkins, por el sonido de su apellido, sin embargo, su imagen es inconfundible.

Todo imaginan que fue el más preparado desde el preescolar; pero no fue así, en sus primeros años demostró deficiencias en algunas materias, menos en las matemáticas, su desempeño en esta área, lo llevó a elegir su carrera.

En 2007 logró vivir la gravedad cero, dentro de una nave de la compañía Zero G.

Su familia lo veía formándose en medicina, sin embargo, Stephen decidió que, si iba a la universidad era para convertirse en físico y vaya que lo fue. Sus impedimentos lo hicieron fuertes porque su mente funcionaba perfectamente, pese al estado de su cuerpo. Escribió más de un centenar de libros de los cuales destaca “Una brevísima historia del tempo” (1988), escrito en el que intentó explicar la historia de la humanidad y el que vendió 10.000.000 de copias en Reino Unido.

Su participación en distintos show de televisión y cine, lo han posicionado como un físico pop.

A un año de su muerte, su imagen quedó sellada como un gran físico que llegó a calar en la cultura pop del mundo por su empeño en llevar a palabras comprensibles para cualquier personas, el contenido de sus investigaciones, logrando convertirse en un rockstar de la cosmología, apareciendo en programas masivos como “Los Simpsons”, “Star TreK” y uno de las comedias más populares de la última década: “The Big Bang Theory”, en este show Hawking fue el punto de referencia máxima para los cuatro científicos. En 2014 el film “La teoría del todo“, llevó al cine toda la vida del científico británico.