Gallo gana juicio tras ser acusado por cantar temprano

Informativo TLT

El juicio al animal por ‘perjuicio sonoro’ falló en su favor y la justicia le permitirá seguir cantando en horas de la mañana, como suele hacer en la provincia de Saint-Pierre de Oléron, en Francia.

Maurice ganó y los demandantes tendrán que pagar a su propietaria 1.000 euros por daños y perjuicios. El Gallo se ha convertido en un símbolo de la resistencia rural en Francia, donde una petición para ‘salvarlo’ consiguió más de 140 mil firmas.

Su cacareo al alba molesta a los propietarios de una residencia secundaria en la turística isla de Oleron, en el suroeste de Francia. En una vista el pasado 4 de julio, Maurice fue acusado de ‘perjuicio sonoro’.

“No es un juicio de la ciudad contra el campo. Es un problema de perjuicio sonoro. El gallo, el perro, la corneta, la música… se trata de un caso sobre el ruido”, sostuvo el abogado Vincent Huberdeau, que representa a los demandantes. Este pueblo frances tiene casi 7.000 habitantes en invierno y 35.000 en verano.

Para la propietaria de Maurice, el campo tiene derecho a sus ruidos. “El gallo tiene derecho a cantar, los gallos no cantan desde las 4:30 a. m. indefinidamente”. Bruno Dionis du Séjour, alcalde de la pequeña localidad de Gajac, promueve incluso que los ruidos del campo sean clasificados como ‘patrimonio nacional francés’.