Gabriel Carrizales sueña con llegar a Primera

Deportes TLT

Al hacer un recorrido de los talentos de nuestro fútbol venezolano, nos situamos en Cumaná, descubriendo a una de las promesas del país con una historia conmovedora que pudo conversar con La Tele Tuya. Se trata de Gabriel Carrizales, actualmente jugador de Dynamo Puerto, equipo con el que juega y entrena con las categorías sub 17 y 19 respectivamente.

Carrizales inició en el 2011 dentro del balompié venezolano, en un club situado en Cumaná. Sin embargo, no solo fue el amor por el fútbol lo que lo motivó a inscribirse, sino el trabajo cosechado por la Vinotinto en la Copa América de ese año: “después del trabajo que hizo la Venezuela en la Copa América, me motivé y me inscribí en el equipo”, aseguró el volante. Estando allí disputó un torneo nacional, sacando la selección del estado.

Posteriormente, llegó al club Manzanares, en donde jugó serie oro por 2 años, “el equipo fue decayendo y me fui”. Después de su trayectoria jugando dicha competición, el venezolano llegó a Atlético Camino, el equipo que lo ayudó a formarse y en donde más aprendió hasta el 2018.

Pero la vida le seguía mostrando grandes oportunidades y a principios de 2019 se le presentó un gran reto: “mi papá me llevó a Ciudad Vinotinto a hacer las pruebas y me seleccionaron. Estuve una temporada en ahí hasta su desaparición. Fue una experiencia muy bonita, hice pretemporada con el primer equipo y estuve en el torneo elite”.

Después de la desaparición de Ciudad Vinotinto, todo el plantel salió a buscar equipo debido a que el torneo estaba próximo a jugarse, y Carrizales probó suerte en Dynamo Puerto: “de 15 jugadores solo seleccionaron a 3 y yo estuve entre ellos, gracias a Dios”.

Sin embargo, no todo era alegría para el futbolista: “La primera semana en el equipo no me prestaban atención, pero yo trabajé duro día a día, y en menos de un mes me gané el puesto en el 11 inicial e iba titular en el primer partido del torneo sub-17. Por mala suerte la competición no arrancó por la pandemia”.

A pesar de la situación, esto no fue motivo para que el experimentado siguiera esforzándose: “la mayoría del año 2020 le mandé fotos a los profes de los entrenamientos. Hay rumores de que podríamos volver a los entrenos el primero de febrero, estamos esperando confirmación”.

Para cualquier futbolista, los directores técnicos son fundamentales a lo largo de su trayectoria, y lo mismo pasa con Gabriel: “los entrenadores que más me han marcado son los que me recibieron en Ciudad Vinotinto: Jhonny Speedy González y Andrés Ferrer. Desde que los conozco han estado encima de mí enseñándome y corrigiéndome, yo he aprendido de ellos día a día. El profe Speedy además de haber sido mi entrenador y como un padre para mí, también lo veo como un ídolo por todo lo que fue como jugador”.

El jugador del Dynamo Puerto tiene una gran cualidad que no se consigue en cualquier futbolista, y es que ha jugado en todas las posiciones del balompié: “he jugado en todas las posiciones menos la de portero, la que más me gusta es la de volante 5, que es la que tengo actualmente. Además, puedo jugar de central”.

Uno de los grandes futbolistas que ha coincidido en la misma localidad que Gabriel es Arquímedes Figuera, quien lo considera como un ídolo: “es mi ídolo, es jugador cumanés igual que yo, pertenece a la Selección, actualmente está jugando primera división en Perú y es un volante 5 con mucha marca y recuperación de balón”.

Actualmente Gabriel Carrizales se encuentra entrenando con la categoría sub-19 de Dynamo Puerto, equipo con el que espera trascender y demostrar todo el talento que ha aprendido desde sus inicios en los distintos clubes por los que ha pasado, los cuales lo han ayudado a trascender y a crecer profesionalmente.