Federer aumenta su leyenda y se acerca a Connors

Vanessa Fereira

Decir que Roger Federer es una leyenda del tenis ya es redundante. El suizo, con su cuarta corona en el Open de Miami solo sigue engrosando sus números y dejando el listón muy alto para las generaciones venideras.

El nacido en Basilea tiene 37 años y ocho meses con una carrera profesional de dos décadas. Durante ese tiempo ha conquistado 101 títulos para ubicarse en el segundo peldaño de la lista de los tenistas con más cetros en la era abierta, escoltando a Jimmy Connors (109) y ser el primero entre los “Big Titles” (Master 1000, ATP Nitto o Torneo de Maestros y los Grand Slam) con 52 coronas (28 Masters 1000, 6 ATP Nitto y 20 Grand Slam) , solo dos más que Novak Djokovic (32-5-15) y cuatro más que Rafael Nadal (33-0-17).

Solo el serbio Djokovic ostenta los nueve Másters 1000 del circuito ATP; mientras que en el palmarés de Federer solo falta el Rolex Montecarlo y el Internazionale BNL de Roma.

Los 28 laureles de los Másters 1000 los reparte así: cinco BNP Paribas Indian Wells, cuatro Miami Open, seis Mutua Madrid Open, dos Rogers Cup de Canadá, siete Western and Souther Open Cincinatti, tres Rolex Shangái Master y un Máster de París.

Con su victoria en Miami, Roger escaló un puesto en el ránking ATP para ser la cuarta mejor raqueta del mundo y lidera la carrera para la Nitto ATP Finals de noviembre con 2280 puntos. Es su segundo título en el 2019 y su tercera final.