Estos japoneses no le temen ni al frío, ni a la desnudez

Informativo TLT

Miles de hombres semidesnudos desafiaron el frío cerca de la ciudad de Oshu, en el norte de Japón, para conmemorar el festival anual “Hadaka Matsuri” (“Hombre Desnudo”), que termina con los participantes sumergiéndose en las heladas aguas de las montañas.

Los jóvenes, sin nada más que un taparrabos para cubrir sus partes nobles, acudieron en masa al Templo Kokusekiji y lucharon entre sí por hacerse con el “Somin Bukuro”, mientras gritaban el antiguo grito de batalla, “¡Wasshoi!”.

Este reto les otorga a los valientes el honorable título de “hombre afortunado”.

Con información de agencias