En Nicaragua un campesino ha creado increíbles esculturas

Informativo TLT

Alberto Gutiérrez, un campesino de 78 años que vive solo en el cerro Jacalate, en el departamento de Estelí, al norte de Nicaragua, ha creado una galería de esculturas. Este lugar, está situado a más de mil metros de altura sobre el nivel del mar, donde construyó una especie de mirador con barandas de bambú para que los turistas apreciaran su obra.

Aunque no estudió ni formó una familia, el artista sabe escribir su nombre y algunas palabras, conoce la historia de su país, recita versos inspirado por su imaginación y tiene una memoria privilegiada.

Le llaman “el ermitaño” porque vive solo, en una pequeña finca que comparte con sus hermanos, sin acceso a televisión, Internet, teléfono, ni energía eléctrica.

“Con tres clavos y un martillo de piedra hago mi cultura y sigo haciendo más cosas hasta la hora que yo fallezca”, indicó Alberto Gutiérrez.

Su único medio de comunicación es un radio, aunque conversa con los turistas que llegan de todo el mundo a ver sus obras.

Recientemente, don Alberto decidió incursionar en el dibujo con marcadores sobre troncos de madera, y colorea con pinturas de uso doméstico con el fin de vender las obras para ganar dinero.