El “mini Picasso” alemán agita el mundo del arte con sólo 7 años

Beatríz Pellegrín

Mikail, como casi cualquier niño de 7 años, sueña con ser futbolista. Pero este pequeño, nacido en Colonia, Alemania, nació con un talento para el arte que le ha valido el apodo de “mini Picasso”. Sus cuadros expresionistas, que recuerdan el estilo del estadounidense Jackson Pollock, ya se venden en miles de euros.Su padre y agente cuenta que descubrió el don de su hijo por casualidad. Cuando cumplió cuatro años le regaló un lienzo y unos pinceles porque “ya tenía suficientes cochecitos y figuritas para jugar”. El niño incluso ya desarrolló su propia técnica: aplicar pintura sobre el lienzo con los guantes de boxeo de su papá.

Sus padres aseguran que intentan no presionarlo y que solo pinta cuando quiere, una vez a la semana o a veces una vez al mes. Pero reconocen que su vida cambió radicalmente: a sus 38 años el padre dedica tiempo completo a los asuntos de su hijo. Pero el éxito de Mikail es innegable. Hace poco una de sus obras se vendió por 11.000 euros en beneficio de la asociación para niños de Manuel Neuer, portero de la selección alemana.

Y este año sus cuadros se exhibirán por primera vez en el extranjero en París.

Con información de Agencias

Foto: Archivo