El Día del Sol se celebra cada solsticio de verano, descubra por qué

Beatríz Pellegrín

La estrella más grande del sistema planetario, es esencial para la vida en la Tierra, es por ello que cada 21 de junio cuando el sol alcanza su máxima declinación norte o lo que se conoce como solsticio de verano, y nos regala un día de mucha luz solar, ya que el sol sale muy pronto y se oculta más tarde de lo habitual, organizaciones festejan su existencia.

La designación del Día Internacional del Sol,  fue promovida por movimientos ecologistas del mundo, que buscan llamar la atención sobre la importancia para la vida del astro que data de hace 10 mil millones de años.

Son muchas las asociaciones pro planeta, que promueven el uso de la energía solar que tiene como ventajas: ser ilimitada, natural y renovable, con lo que podrían sustituir los combustibles provenientes del petróleo y las plantas nucleares, cuyos efectos sobre el planeta son devastadores.

Y aunque en el Día del Sol, es bueno recibir un poco de los rayos solares para cargarse de energía, estimular la síntesis de la vitamina D y hasta mejor tu sistema inmune, recuerde que la exposición durante muchas horas a él, puede causar lesiones en la piel algunas cancerígenas.