Deyna Castellanos se perfila como estrella en Madrid

Fabrizio Cuzzola

La delantera venezolana Deyna Castellanos está siendo protagonista con el Atlético de Madrid. La delantera maracayera llegó a la capital española en enero de 2020, luego de destrozar récords en el fútbol universitario, con la meta de convertirse en una estrella del fútbol internacional. De la mano de uno de los equipos más grandes del fútbol femenino en Europa, ‘Queen Deyna’ cumplió un largo proceso de adaptación y ahora empieza a recoger los frutos de la paciencia con un espléndido arranque por la Liga Iberdrola.

Castellanos a sus 21 años está entre las máximas goleadoras de la joven liga española femenina, sumando 3 goles y 3 asistencias en 4 partidos jugados, todos como titular. En un Atlético de Madrid que enfrenta una nueva realidad, la venezolana tomó el protagonismo en el frente de ataque junto a Ludmila y formó una dupla letal que le da vida a las dirigidas por Dani González Sanz. Su influencia dentro y fuera de la cancha ha sido de lo mejor que le ha podido pasar a las colchoneras, que buscan reencontrarse con la calma luego de un turbulento verano.

La nueva realidad del Atlético

Deyna Castellanos llega al Atlético de Madrid en un momento de cambios: José Luis Sánchez Vera dejó de ser parte de la estructura del club y dio paso a un Pablo López que no logró establecerse del todo en la dirección del equipo. Además de la inestabilidad en la dirección técnica, hubo salidas de peso en el seno del elenco rojiblanco: Lola Gallardo (Lyon), Sari van Veneendaal (PSV), Kenti Robles (Real Madrid), Olga García (Logroño) y Ángela Sosa (Betis) dejaron el club siendo jugadoras relevantes para el funcionamiento colectivo. Por su parte, Virginia Torrecilla fue diagnosticada con un tumor cerebral y es una baja pesada para Dani.

Hedvig Lindahl, Alia Guagni, Turid Knaak, Pauline Peyraud-Magnin, Merel van Dongen, Jade Moore, Emelyne Laurent y Grace Kazadi llegaron al club para intentar compensar las bajas. Jóvenes promesas, veteranas experimentadas y jugadoras de nivel para no perder los puestos de privilegio en el fútbol femenino europeo.

 

Una figura rutilante

Cuando Deyna Castellanos arribó a Madrid, fueron muchos quienes se sorprendieron por el repentino salto. Le costó arrancar y las voces que dudaban de su talento no tardaron en aparecer. Deyna es una figura de marketing que hizo enganchar a mucha gente ajena al fútbol femenino a los partidos (y las redes) del cuadro madrileño, pero en lo deportivo jugaba poco y en los minutos finales. Con Sonia López y Alejandra Blasco fue la primera estrella de The Marketing Jersey, una agencia para fortalecer su imagen como futbolista. Además nunca dudó en mostrar su cercanía con jugadoras que la trataron bien en el equipo, como Leicy Santos o Ludmila Silva. Todo parte de la adaptación.

Su irreverencia se ve en la cancha y fuera también cuándo le toca estar tras los micrófonos. Como jugadora de fútbol femenino, ‘Queen Deyna’ siempre ha sido consciente de la complejidad de su entorno y declarado en entrevistas lo complejo que puede ser que se tome en serio a la futbolista mujer. Aún así, siempre se muestra orgullosa de como ha mejorado el panorama del deporte y aumentado el reconocimiento a su labor.

Ahora con Dani, Deyna es titular junto a Ludmila en el frente de ataque. A veces como centroatacante y a veces como segunda punta, la venezolana es la jugadora que más asistencias reparte en su equipo, tomando un rol de repartir juego que antes correspondía más a Angela Sosa. Además contar con el apoyo de Toni Duggan y la inagotable Amanda Sampedro por las bandas representa un gran plus para Castellanos, donde tiene compañeras de primer nivel en el frente de ataque.

Declaraciones post-partido ante Logroño: