Covid-19 mantiene en alerta a toda América

Informativo TLT

El nuevo coronavirus mantiene en alerta al mundo entero con más de 6.000 muertes y 160.000 afectados. En varios países de América se anunciaron cierres de fronteras, suspensiones escolares, restricciones a los desplazamientos y cancelaciones de actos públicos, artísticos y deportivos.

En Estados Unidos los nuevos controles para los estadounidenses que regresan de Europa provocaron caos en los aeropuertos con largas filas pese a las recomendaciones sanitarias de mantener distancia entre personas. El país norteamericano tiene 3.200 casos y 60 personas han muerto.

En América Latina el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció una cuarentena social para los 23 estados y el Distrito Capital. El país tiene 33 contagiados, todos importados. Argentina suspendió clases y cerró las fronteras hasta el 31 de marzo, luego de informar que los casos confirmados pasaron de 45 a 56. Guatemala registró su primer muerto por el nuevo coronavirus, un hombre que se contagió en España. Las autoridades reportan dos casos confirmados: el anciano que falleció y otro hombre que regresó de Italia.

Panamá con 43 casos y Colombia con 45 prohibieron la entrada de extranjeros desde el lunes y aislarán 14 días a los colombianos que regresen del exterior. Perú declaró estado de emergencia nacional, el confinamiento y el cierre de todas sus fronteras. El país tiene 71 casos de coronavirus. Chile con 75 casos cerró todos los puertos a los barcos de crucero tras poner en cuarentena a dos de ellos con unas 1.300 personas a bordo.

Uruguay tiene seis casos importados y dos autóctonos por lo que anunció que suspenderá desde el viernes a las cero horas la llegada de vuelos provenientes de Europa. Las autoridades dominicanas anunciaron el domingo que coordinan el regreso de 3.245 cruceristas que quedaron varados luego de que se suspendió el embarque y desembarque de cruceros. El país tiene once casos confirmados de COVID-19.

México tiene 53 contagiados detectados y restringirá las actividades públicas y privadas no esenciales desde el 23 de marzo y hasta el 19 de abril. También pidió reprogramar los eventos de concentración masiva de más de 5.000 personas.