Contra todo pronóstico, “Shazam” lidera la taquilla

Beatríz Pellegrín

La carrera entre Marvel y DC por captar la mayor cantidad de personas con sus films este 2019, inició y con él, se activaron las expectativas de muchos sobre cuál tendrá el mejor movimiento en la taquilla con los superhéroes.

En el caso de DC, este año solo estrenará dos largometrajes basados en los comics. Warner Bros culminó un 2018 por todo lo alto al lograr que Aquaman”, se convirtiera en la película más taquillera de la franquicia, buena racha dejada por “Wonder Woman” y que cada vez los aleja de los malos récords dejados “Escuadrón Suicida” y ” La Liga de la Justicia”.

Este año los fans esperan al Joker, la nueva carta de DC, y no tanto como el más solicitado estaba Shazam, que acaba de salir al ruedo y sorpresivamente ha generado buenas críticas en las salas de cine. El superhéroe, ya había sido llevado al cine y esas experiencias sobre este personaje dejaron muy mala reputación en la gran pantalla.

Usando un poco el enganche al estilo Deadpool, quien convierte en comedia el heroísmo del personaje, Shazam, apela a conmover y divertir en un equilibro que logra el cometido: entretener.


Presenta Billy Batson, un niño sin hogar y le otorga la oportunidad de ser dueño de habilidades extraordinarias, con las que decide actuar como lo que es: un adolescente de 14 años.

Según portales especializados Shazam dirigida por dirigida por David F. Sandberg y producida por Dwayne Johnson lidera la taquilla al recolectar 158.6 millones de dólares en el mundo, y se ubica por encima de “Cementerio de animales” y “Dumbo”, estrenadas el mismo fin de semana.

La primera crítica que recibió el film cuando fue anunciado, fue la sección de Zachary Levi, para encanar el mágico superhéroe, creado en 1939, sin embargo el resultado lo favorece, al parecer si acertaron.

Shazam fue creado por Bill Packer y Clarence Charles Beck y publicado por Fawcett Comics en Whizz Comics (1940). Originalmente se llamaba Capitán Marvel. Los derechos fueron adquiridos por DC 1972. Este en los años cuarentas tuvo mayor fama que Superman.