China intenta recuperar de a poco su vida normal

Informativo TLT

El país donde en diciembre apareció por primera vez el nuevo coronavirus muestra cifras de infecciones cercanas a cero, mientras Europa es ahora el epicentro de la epidemia.

Aunque perdura el miedo al contagio, en Pekín varias jubiladas han salido de nuevo al parque para practicar el baile en grupo, muy popular en China.

Pero sin dejar de usar la mascarilla como protección y manteniendo la distancia.

“En estos dos días, el sol ha sido muy bueno y se viene la primavera. Así que vinimos a hacer ejercicio. Será bueno si nos mantenemos saliendo a dar un respiro, aun cuando sea solo por media hora o una hora”, dijo
Wang Huixian, habitante de Pekín.

En Shangái, los cafés y algunas atracciones turísticas volvieron a abrir sus puertas. Los habitantes de la capital económica de China practican taichí y otros se hacen fotos en el Bund, el célebre paseo con edificios ‘art déco’.

“Antes, mi presión psicológica era bastante alta. Tuve mucho miedo. Persiste la sensación de miedo, pero ahora me siento mejor, por ejemplo, salir de compras es muy conveniente, no como en los países del extranjero, donde la gente asalta los supermercados. En China no tengo ese tipo de presión y psicológicamente me siento liberado”, expresó
WZhang Min, empresario.

De todas formas, la manera de vivir ha cambiado. La gente sigue sin darse la mano y muchos cafés y restaurantes retiraron la mitad de las sillas para que la gente se siente a más distancia.

China sigue siendo el país más afectado por el virus, pero ahora el balance es inferior al del resto del mundo y la semana pasada el presidente Xi Jinping dijo que la epidemia estaba “prácticamente contenida”.

Con información de Agencias

Foto: Archivo