Canelo Álvarez quiere cerrar el 2018 por todo lo alto

Informativo TLT

Todo está listo para un combate que parece de transición para Saúl Canelo Álvarez. El Madison Square Garden será el escenario donde el mexicano se medirá este sábado al británico Rocky Fielding en un careo donde está en juego el título supermediano de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

El panorama es claro. Será un enfrentamiento donde Canelo podría ganar poco, perder bastante y tiene demasiadas cosas que proyectar. Aquí es donde Álvarez tendrá la posibilidad de chocar ante un buen rival, antes de regresar al peso mediano, donde está comprobado que hay más choques “atractivos” para él.

Sin embargo, no hay motivos para confiarse. El mexicano, luego de su triunfo ante Gennady Golovkin, tiene un puesto privilegiado donde todos los pugilistas quieren enfrentarlo y él tiene la potestad para escoger su contendor. Fielding (27 triunfos -15 por KO- y un único tropiezo), quien es retado por Álvarez, buscará aprovechar el marco del combate e intentará sacarle jugo al poco tiempo de recuperación que posee Canelo luego de su último careo (apenas tres meses) para sacar ventaja de la pérdida de potencia del mexicano al subir de peso de 72,574 kilos a 76,200.

“El boxeo es tomar riesgos y por eso me gusta”, dijo Saúl, quien después de este combate planea volver a las 160 libras. De conseguir el objetivo, será séptimo para él en una carrera que ya suma 13 primaveras desde su debut a los 15 años y 53 combates (50 victorias -34 por nocaut-, una derrota y dos empates).

Además, si destrona al británico, se sumará al selecto grupo de nueve mexicanos que fueron campeones en tres categorías distintas. Álvarez ya reinó entre los superwelters (entre 2011 y 2013) y es monarca mediano de la AMB y el CMB desde su victoria ante Golovkin.

La escogencia de Fielding como rival para este combate, que será el primero de los 11 que Canelo pactó para los próximos cinco años con la plataforma de Streaming DAZN a cambio de 365 millones de dólares, significó una finta para a un tercer enfrentamiento con Golovkin, como también a una unificación con Jermall Charlo, de Estados Unidos, quien es el campeón interino mediano del Comisión Mundial de Boxeo (CMB).

La intención de ambos era subirse al mismo cuadrilátero que el mexicano, pero el presidente del Consejo, Mauricio Sulaimán, buscó una solución salomónica en la convención anual en Kiev (octubre) donde ordenó un combate obligatorio entre el norteamericano y el kazajo, donde el ganador obtendrá el derecho a enfrentar a Álvarez.

Pese a esto, ambos púgiles continuaron su camino sin atender a los mandatos del Consejo. Charlo defenderá su cetro el próximo fin de semana ante Willie Monroe Jr. en Brooklyn; mientras que, Golovkin descansa a esperas de firmar un nuevo contrato televisivo. Canelo, por su parte, se enfoca en Fielding, aunque ya proyecta una pelea grande para el primer semestre de 2019.

Solo queda disfrutar de este llamativo enfrentamiento entre el mexicano y el británico donde el inicio de la cartelera está pautado para las 8:45 de la noche. Una victoria de Álvarez no hará que el combate integre el lote de sus presentaciones más destacadas, pero una caída ante Fielding sería de escándalo.

 Informativo TLT

Fotos: AFP