Armenia firma la paz en Nagorno Karabaj y acepta la pérdida de territorios ante Azerbaiyán

Informativo TLT

El primer ministro armenio, Nikol Pashinyan, anunció por sorpresa que firmó un acuerdo con los líderes de Azerbaiyán y Rusia para poner fin al conflicto militar en la región de Nagorno Karabaj. El acuerdo llega después de sustanciales avances de Azerbaiyán.

“El texto de la declaración es muy doloroso, personalmente para mí y para nuestro pueblo. Tomé esta decisión tras un profundo análisis de la situación militar y una valoración de personas que tienen un mayor dominio de la situación”, escribió en su cuenta de Facebook.

Según el pacto firmado, Azerbaiyán y Armenia se quedarán en las posiciones ya tomadas, informa el canal ruso RT. El acuerdo entra en vigor el martes 10 después de más de un mes de combates. En un discurso televisado, el presidente ruso, Vladimir Putin, habló sobre los acuerdos alcanzados: el regreso de los desplazados internos y los refugiados al territorio de Nagorno Karabaj y áreas adyacentes bajo el control del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados. Hay previsto un intercambio de prisioneros de guerra y también de cadáveres.

El control de las comunicaciones y del transporte se llevará a cabo con la asistencia de las autoridades de la guardia de fronteras de Rusia, que tendrá un papel relevante garantizando el alto el fuego. “Un contingente de mantenimiento de la paz de la Federación de Rusia se va a ir desplegando a lo largo de la línea de contacto en Nagorno Karabaj y a lo largo del corredor que conecta Nagorno Karabaj con la República de Armenia”, dijo Putin

Sin un retroceso azerí, Armenia pierde territorios. Pero con el acuerdo conserva su carretera, el cordón umbilical que le conecta con la autoproclamada república de Karabaj, donde los armenios son mayoría.

Las fuerzas de paz rusas serán las únicas que se desplegarán en la línea que separa a las partes beligerantes en Nagorno Karabaj. Se quedarán por un plazo de cinco años, con posibilidad de prórrogas automáticas por períodos similares, a menos que alguna de las partes firmantes muestre la intención de rescindir dicha cláusula con seis meses de antelación.

 

Fuente El Mundo