Adiós, Pernell Whitaker

César Arriba

Pernell Whitaker

Pernell Whitaker se fue a otra dimensión. Caracterizado por esquivar golpes sobre el ring, esta vez la habilidad no le alcanzó para evitar ser arrollado por el vehículo que acabó con su vida. El mundo del boxeo llora la partida uno de sus más formidables exponentes. Sus fintas pasan a la inmortalidad.

Para muchos el mejor zurdo de la historia. Un boxeo poco ortodoxo y una capacidad atlética por encima del promedio, llenaron durante años a los las exigentes ojos de la crítica deportiva. Pernell estaba fuera de lote.

Desde el amateur, Whitaker se mostró como un triunfador, logrando medallas en los grandes escenarios, incluyendo la de Oro en los Juegos Olímpicos de 1984 en Los Ángeles.

En el profesional se convirtió en monarca de cuatro categorías, algo que muy pocos han conseguido en la historia. Peleó contra los mejores, ganó muchas veces, y cuando perdió o empató, en más de la mitad de los casos fue víctima de decisiones injustas (Chávez y De La Hoya por ejemplo).

Era un artista de la defensa. Si creen que el arrogante de Mayweather es bueno en eso, busquen videos de este caballete para que vean lo que es a una defensa estelar. Rápido y sorpresivo como nadie, el apodado “Sweet Pea” pertenece a la elite histórica donde reposan los nombres de Leonard,Hearns,Roy Jones Jr, Chávez y pare de contar.

Se había dedicado a entrenar boxeadores y tenía apenas 55 años. Una perdida irreparable. La mejor manera de honrar su nombre es zarpando en los mares de internet y recordarlo viendo los vídeos de sus épicas batallas sobre el cuadrilátero.

Descanse en paz, Pernell Whitaker.