A 18 años de la muerte de Arturo Uslar Pietri, uno de los escritores más destacados de América Latina

Informativo TLT

Arturo Uslar Pietri nació en Caracas, Venezuela, el 16 de mayo de 1906. Estudió Derecho en la Escuela de Ciencias Políticas de la Universidad Central de Venezuela. En su etapa de estudiante universitario formó parte del Centro de Estudiantes de Derecho y de la Federación de Estudiantes de Venezuela, y publicó cuentos en la revista La Universidad (1927), a la vez que trabajaba como escritor.

En 1930 se publicó el primer y único número de la revista válvula, en la cual el editorial Somos y el artículo Forma y Vanguardia, firmados por Uslar Pietri, han sido considerados como las piezas programáticas del movimiento vanguardista.

Ese año publicó también su primer libro de relatos: Barrabás y otros relatos. En 1931, publicó su primera novela: Las lanzas coloradas. En su ensayo Letras y hombres de Venezuela aplicó por primera vez la expresión «realismo mágico» a la literatura de Latinoamérica.

En 1939 se convirtió en Ministro de Educación. Fundó el Partido Democrático Venezolano y fue diputado del Congreso a partir de 1944. En 1945 fue nombrado Ministro de Relaciones Interiores por el presidente Isaías Medina Angarita.

El golpe de Estado del 18 de octubre de 1945 lo obligó a abandonar el país y exiliarse a Nueva York, donde dio clases en la Universidad de Columbia. Cinco años después volvió a Venezuela. Entre 1950 y 1958 trabajó en la agencia de publicidad ARS junto a Alejo Carpentier y como profesor de literatura en la Universidad Central de Venezuela. Fue electo en 1958 senador por el Distrito Federal en las listas de Unión Republicana Democrática. En 1963, fue candidato por el partido Comité Independiente Pro Frente Nacional (CIPFN), para la presidencia de Venezuela.

Se convirtió en director del diario El Nacional desde 1969 hasta 1974, año en que se trasladó a París como embajador venezolano en la Unesco. Regresó en 1979. Escribió durante años la columna “Pizarrón”en el diario El Nacional, y dirigió y presentó los programas televisivos Valores Humanos y Cuéntame a Venezuela.

Obtuvo algunos de los galardones más importantes de las letras en lengua española: Orden del Cóndor de los Andes (1943), Premio hispanoamericano de prensa Miguel de Cervantes (1973), premio Príncipe de Asturias de las Letras (1990), el Premio Internacional Alfonso Reyes (1998).

Murió el 26 de febrero del año 2001 a la edad de 94 años.

Pietri es un rarísimo caso de erudición en la historia de Venezuela porque perteneció a cuatro Academias Nacionales simultáneamente al momento de trascender: de Ciencias Políticas y Sociales, Lengua, Historia, y de Ciencias Económicas.

Su primera novela fue Las lanzas coloradas, publicada en 1931 y supuso el comienzo de su fructífera carrera. La obra es un relato histórico situado durante la independencia de Venezuela.

El primer cuento fue El silencio del desierto (1923), publicado en la revista Bikilin.

Su vasta obra consta aproximadamente de 7 novelas, 9 libros de cuentos, 42 ensayos, 6 de crónicas de viaje, 2 libros de poesía y 4 obras de teatro. Es considerado el padre de la moderna novela histórica y es poco convencional por la negativa del autor a transmitir mensajes sencillos y estructurar su obra con fines didácticos.

Algunas de las frases más conocidas de Arturo Uslar Pietri:

  • “El fin siempre es temprano, cada día es toda la vida en tiempo pleno, no hay más que el hoy, que este momento solo en que conozco que estoy vivo y siento.”
  • “Si hubiéramos de proponer una divisa para nuestra política económica lanzaríamos la siguiente, que nos parece resumir dramáticamente esa necesidad de invertir la riqueza producida por el sistema destructivo de la mina, en crear riqueza agrícola, reproductiva y progresiva: sembrar el petróleo.”
  • “Todo está en ti, día que amaneces, toda mi vida en mí sin sobra y falta, como fue en cada hora ya contada, como será en un siempre día a día.”
  • “El gusto del hispanoamericano por las formas más artísticas y arduas no se pierde. Sobrevive a todas las influencias y a todas las modas. Lo lleva a todos los géneros literarios, desde la novela al periodismo. Lo que primero le importa es la belleza de expresión. Eso que llaman estilo. Y que hace que la mayor aspiración de un escritor consiste en ser considerado como un estilista.”
  • “La eternidad es esta permanencia de ayeres sin mañana en la memoria.”     

Informativo TLT