La nave Soyuz aterrizó de emergencia tras fallar el motor y los astronautas están sanos y salvos

Fabiola CondeInformativo TLT

La nave Soyuz MS-10, que despegó este jueves con el cosmonauta ruso Alexéi Ovchinin y el astronauta de la NASA Nick Hague a bordo, tuvo que regresar y aterrizar en Kazajistán por un fallo en el motor.

Los dos astronautas están vivos, según confirman las fuentes rusas.

El lanzamiento de la nave en el marco de la misión 57-58 se produjo en horas de la mañana y poco después el propulsor comenzó a fallar, por lo que la tripulación tuvo que volver a la Tierra.

Estaba previsto que la nave diese cuatro vueltas a la Tierra para acoplarse seis horas después a la EEI para, dos horas después de su llegada, abrirse las compuertas y unirse a los tres miembros que se encuentran en la estación.

Informativo TLT/con información de agencias
Foto: AFP