Guaros: Agua en el desierto

Vanessa FereiraBaloncesto, LPB, Opinión Deportes

El campeón venezolano Guaros de Lara estuvo el domingo muy cerca de conquistar su tercer título de Liga de Las Américas, al caer con marcador ajustado de 64-61 frente a San Lorenzo de Argentina, en encuentro efectuado en Buenos Aires.

Fue el cierre de una gran competición para los crepusculares, quienes tuvieron que fajarse todos estos meses sin fogueo de algún tipo, víctimas de la incertidumbre que vive el baloncesto venezolano, tanto a nivel federativo como privado.

La tropa que dirige Fernando Duró, núcleo además de la selección nacional, cabalgó todo el torneo con dificultades en el ritmo, típicas de un club que prácticamente no juega, pero mostró garra y pundonor para llegar hasta la instancia decisiva y estar a tiro de derrotar por segunda ocasión al favorito (les habían ganado en la fase anterior), y arrebatarles la corona en su casa.

El grupo experimentado de criollos e importados que armó Jorge Hernández y su gerencia, se comportó a la altura pese a las adversidades, sabiendo que estaban en minusvalía ante la ausencia de roce, pero sin dejar que esto afectara mentalmente las ganas del club de meterse en la historia del baloncesto continental, ya que ninguna divisa hasta ahora ha alzado el cetro en tres oportunidades.

 

Lo único positivo

Guaros es agua en el desierto en medio de la peor crisis del baloncesto venezolano en las últimas tres décadas.

Los dirigentes que hicieron lo imposible, incluso con tácticas amañadas y dudosas, por destronar a Carmelo Cortez de la presidencia de la Federación, no han podido con la responsabilidad. No lucharon por la participación de algún club venezolano en la Liga Suramericana, y se produjo luego un cisma vergonzoso en el seno federativo, en el que hasta el menos indicado opina, y todos mandan.

Asambleas van y vienen, destituyen aquí y allá, pero en la práctica, puros anuncios de galería. El único esfuerzo destacable es la aparición de la Serie A, la única actividad medianamente organizada que existe en la actualidad en el país, y aún así, tiene un despliegue comunicacional terrible, en el que la mayoría del público no sabe ni que el torneo existe.

A nivel privado, la Liga Profesional de Baloncesto no arranca, y no hay visos además de que vaya a darse. Los equipos argumentan falta de recursos para ponerla a rodar este año, lo cual deja a los jugadores profesionales sin empleo, y a los que están en desarrollo, sin la mayor vitrina -o única- que ha dado nuestro básquet a sus protagonistas.

 

¿Y ahora qué?

Por eso la gran pregunta después de la caída de anoche de Guaros es, ¿Qué va a pasar con el equipo? Es un desgaste económico excesivo para su dueño mantener un club que ya no tiene algo que jugar. Se les agradece el esfuerzo de los últimos dos años, ya que sin ese empuje -y en menor medida el de Trotamundos-, Venezuela no hubiese tenido piezas a tono para poder luchar por un cupo al Mundial de China.

Más que preguntarse ¿Qué hará Guaros? La gran interrogante es ¿Qué pasará en el baloncesto nacional? ¿Qué harán los dueños de equipos? ¿Cuándo y cómo anunciará la federación el fogueo al Mundial?

Pareciera que la única esperanza para el equipo nacional es que los jugadores tengan la suerte de conseguir contratos en el extranjero, y mantenerse activos antes de la concentración mundialista. No es tarea sencilla pues casi todas las ligas de América ya están en su segunda mitad; sólo está por ahí Puerto Rico, que es un torneo que demanda un nivel altísimo.

No se ve luz al final del túnel, hay que decirlo, y el baloncesto, que ya está en un parón virtual y con la mayor crisis dirigencial que se recuerde, promete meses peores. Y justo en año de Mundial, vaya qué oportuno.

Mientras tanto, gracias a Guaros por estos ratos. Fue una sonrisa, un oasis de esos que aparecen en el Sahara cuando el caminante ya no da más. En esta ocasión, más que oasis, fue espejismo, pues se desvaneció cuando la realidad cachetea.

 

Palmarés Liga de las Américas

 

Edición                       Campeón                                           Subcampeón

2007-08          Peñarol de Mar del PLata (ARG)       Soles de Mexicali (MEX)

2008-09          Universo BRB (BRA)                           Halcones Xalapa (MEX)

2009-10          Peñarol de Mar del Plata (ARG)        Espartanos de Margarita (VEN)

2010-11          Regatas Corrientes (ARG)                    Capitanes de Arecibo (PUR)

2012                Pioneros de Quinta Roo (MEX)         Unión Formosa (ARG)

2013                Pinheiros (BRA)                                     Lanús (ARG)

2014                Flamengo (BRA)                                    Pinheiros (BRA)

2015                Baurú (BRA)                                           Pioneros de Quintana Roo (MEX)

2016                Guaros de Lara (VEN)                   Baurú (BRA)

2017                Guaros de Lara (VEN)                   Weber Bahía (ARG)

2018                San Lorenzo (ARG)                               Mogi Das Cruzes (BRA)

2019                San Lorenzo (ARG)                              Guaros de Lara (VEN)