Estudiantes de Mérida sueña con impregnarse de gloria

Luisa TablanteDeportes, Fútbol, Futve, Opinión Deportes

Bethania Martínez Leo / @lateletuya

La última jornada de la ronda regular del Torneo Apertura 2018 se vivirá con gran intensidad. Solo restan tres lugares para completar el cuadro de los ocho equipos que lucharán por el tan anhelado título.

Estudiantes de Mérida está actualmente en la posición siete con 24 unidades, pero deberá sumar por lo menos un punto para escribir en definitiva su nombre -por segunda ocasión consecutiva- en la Liguilla y seguir en el camino por la conquista de un sueño por el que ha trabajado arduamente.

Han sido muchos los altibajos que ha sorteado en los últimos años el equipo con más tradición del balompié nacional, que ha remado durante mucho tiempo en aguas turbulentas y superado difíciles tormentas que probaron el coraje y determinación del que está hecho Estudiantes de Mérida. Difícilmente se ha dejado vencer y por fortuna del fútbol venezolano siempre ha llegado salvo a la orilla.

En el fútbol, como en la existencia misma, ante las situaciones difíciles que se presenten en el camino siempre debemos levantar cabeza, sobreponernos y mirar hacia adelante. Superar, pero nunca ser superados. El rojiblanco entiende bien esto. Ha caído y se ha levantado con mayor entereza, porque los grandes crecen aún más en los momentos adversos.

Precisamente, el conjunto dirigido por José Navor Gavidia no comenzó el Torneo Apertura 2018 como se esperaba. Inició con ciertas dificultades. Algo inesperado debido a la buena campaña que realizó en el Clausura 2017, obteniendo incluso un lugar en la Copa Sudamericana 2018, lo que representó una alegría superlativa de todos sus fanáticos que tras 16 años de espera vieron nuevamente a un gigante venezolano en el concierto internacional.

La primera victoria rojiblanca llegó en la jornada siete tras superar 3-1 a Metropolitanos en el Estadio Olímpico Metropolitano de Mérida en un marco atípico: a puerta cerrada, sin su gente; en virtud de que cumplía el último partido de suspensión debido a la sanción impuesta por la FVF en vista de lo sucedido en ese mismo escenario ante Monagas SC en la liguilla del Clausura 2017. Un resultado que se tradujo en un respiro para el equipo y su fanaticada que desde el inicio ha respaldado fielmente al equipo.

Sin embargo, el académico no se encontraría con su buen fútbol hasta la jornada 11, cuando obtuvo un balsámico triunfo (2-1) ante un Deportivo Lara que llegaba con cuatro partidos invictos y mostrando un gran nivel futbolístico. Significó el inicio de una racha muy positiva para el rojiblanco, que consiguió reponerse, corregir la falta de contundencia y saber mantener los resultados. La falta de acierto de cara al arco dejó de atormentar a Estudiantes que sin perder la paciencia trabajó arduamente por mejorar.

A partir de entonces comenzó a mostrarse como un rival muy incómodo de enfrentar. Y que lo corrobore el Deportivo La Guaira, Deportivo Táchira, el Zulia FC -víctimas de la aplanadora rojiblanca a la cual no pudieron vencer- y hasta el mismísimo Zamora FC que visitó al académico en la fecha 15 y no pudo neutralizar el poderío ofensivo que terminó venciéndolo 3-0. Poniéndole fin al invicto del blanquinegro de siete partidos sin conocer la derrota.

Ciertamente, mucho ha tenido que ver el regreso del capitán Luis “Yoko” Barrios al once titular. Es un jugador determinante con una excelente visión de juego que aporta rapidez en el campo y junto con Jesús “La Pulga” Gómez forman actualmente una de las mejores parejas de volantes del fútbol venezolano. Ambos son el cerebro creador de un equipo que ha sido fiel a su filosofía de juego, exhibiendo un juego de posición. Toca en función de superar líneas y generar superioridad, constituyendo así un deleite y disfrute para todos sus seguidores y conocedores del fútbol en una ciudad llena de magia, como lo es Mérida, cuna de excelentes futbolistas y mejores personas.

En primera instancia, Estudiantes buscará asegurar su puesto en la liguilla toda vez que el académico cuenta con una plantilla de inmensa calidad de jugadores que atraviesan su mejor nivel futbolístico, y con la firme convicción de lograr sus objetivos, impulsarán a su escuadra a obtener el tan anhelado título que sueñan no solo ellos, sino la gran afición merideña que merece vivir una vez más momentos llenos de gloria.

Fotografía principal: El Prospecto