Croacia: una exhibición de garra, corazón y resistencia

Luisa TablanteAnálisis, Deportes, Fútbol, Opinión Deportes, Rusia 2018

Por: Veruska Sánquiz

Antes del inicio de la cita mundialista, selecciones como Panamá, Perú o Islandia llegaban con historias inspiradoras, la anfitriona, Rusia, también ilusionó a muchos tras su clasificación a Cuartos de Final, pero la revelación ha sido Croacia que tras superar 3 prórrogas consecutivas, logró la hazaña y disputará por primera vez una final, despertando incluso emociones en aquellos que no comparten la misma nacionalidad.

Sin embargo, Croacia ya alcanzó un título pero Sub 20 en 1987 siendo la antigua Yugoslavia, aunque la mayoría de las glorias se las ha llevado Serbia (trofeos y estadísticas) en esa camada militaban jugadores nacidos en suelo croata como Prosinečki, Zvonimir Boban y Davor Šuker, este último presidente de la Federación Croata de Fútbol, además ídolo del referente actual de los Vatneni, Luka Modrić.

Šuker ha vivido todos los procesos, como jugador, directivo y entrenador, de hecho en Francia 1998 fue la primera vez que a su mando la selección llegó a semifinales, generando la mayor alegría deportiva para Croacia hasta esa fecha y haciendo olvidar para entonces lo sucedido en la Guerra de los Balcanes donde precisamente muchos de los jugadores actuales fueron marcados durante su infancia. Ahora, la intención no es emular, sino tomar el ejemplo pero sobre todo, escribir su propia historia como nación independiente.

Su andar

Croacia no llegó con el mejor escenario al Mundial. Clasificó en repechaje tras empatar 0-0 en su visita a Grecia pero tras hacer valer el 4-1 logrado en la ida, en Zagreb, sellaron su boleto. Además Zlatko Dalić, tomó las riendas del combinado ajedrezado apenas en octubre de 2017, razón que no permite ver una identidad de juego del todo definida pero sí una gallardía indiscutible sobre el césped.

En el partido inaugural superó (2-0) a Nigeria, Modrić obligado a ser figura fue el autor de uno de los tantos. Nuevamente el mediocampista tomó protagonismo y, junto a Ante Rebić e Ivan Rakitić derrotaron 0-3 a Argentina. De tal forma que la fase de grupo la cerraron con una victoria de 1-2 sobre Islandia.

Resistencia

A partir de Octavos de Final, los croatas empezaron a lograr su objetivo luego de los 90’. Por tanda de penales dejaron atrás a Dinamarca, del mismo modo a Rusia y recientemente en semifinales Inglaterra pegó primero pero una atrevida Croacia jugó, planteó y remontó para ganar 2-1 en la prórroga. ¿Pero cuál ha sido la clave de los Vatreni? Su entrega. Para un equipo que ha superado a sus adversarios en tiempo extra, no han dado muestras de cansancio.

Fotografía: as.com

Minuto 119, Rakitić y Perišić presionaban a los ingleses. Espectadores, fanáticos y televidentes, asombrados ante una selección que dejó el agotamiento en un segundo plano y demostró que es posible jugar con el corazón. Para los estudiosos de la disciplina, esto posiblemente sea absurdo, pero a qué más puede atribuírsele lo conseguido hasta ahora por Croacia. Es cierto, sumémosle inteligencia y fe.

Sin fútbol vistoso pero efectivo esta selección se medirá ante la muy competitiva Francia este domingo en la final. Y aunque la preocupación recae en que si el cansancio pudiese mermar en las filas croatas, para Luka, quien declaró a la FIFA, el pensamiento es otro: “Ganar el Mundial con Croacia es casi impensable, ¡sería algo de ensueño! Sería increíble alzar el trofeo como capitán”, apuntó un serio candidato a no solo obtener el título mundialista sino también al Balón de Oro.

Fotografía: teletica.com

Esta edición nos ha demostrado que la posesión del balón no lo es todo, que la pelota parada es un serio argumento para alcanzar resultados pero en especial, que la fe y la determinación juegan también en la cancha.

Fotografía principal: www.guioteca.com